Vivir

La Candelaria fija en 20 el máximo de enfermos en los pasillos de Urgencias

La Dirección - Gerencia y una comisión negociadora, representante de ocho sindicatos, consensuaron ayer un protocolo de medidas que eviten el colapso del servicio, como la suspensión de los ingresos programados si se alcanza o supera la veintena de pacientes varios días.

GLADYS PAGÉS, S/C de Tenerife
1/mar/03 0:37 AM
Edición impresa

La Dirección - Gerencia del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria y la comisión negociadora representante de ocho organizaciones sindicales, creada para solucionar los problemas del Servicio de Urgencias, consensuaron ayer el contenido de un protocolo de medidas a poner en marcha a partir de la próxima semana para evitar situaciones de masificación y colapso, como fijar en 20 el número máximo de enfermos en los pasillos.

Ignacio López, director médico de La Candelaria, adelantó ayer a EL DÍA que es la primera vez que se recogen por escrito una serie de medidas, "a aplicar en cascada", explicó, para evitar o solucionar la congestión del Servicio de Urgencias, cuyos resultados inmediatos se evaluarán en una reunión a celebrar a finales de marzo, puesto que se trata de un documento abierto.

Indicó que el protocolo establece unos "límites" o "alarmas" en la actividad de Urgencias que, de superarse, obligaría a poner en marcha otras acciones, de acuerdo al protocolo.

Al respecto, Ignacio López señaló que se ha establecido en 48 horas el tiempo máximo que deben permanecer los pacientes en observación, durante el que deben ser ingresados en La Candelaria o derivados a centros privados - concertados.

Otra medida del protocolo es la fijación en 20 del número máximo de enfermos situados en los pasillos de Urgencias, situación que se produce cuando las salas de observación están completas.

En el caso de que esta cifra se mantenga o supere durante varios días, se procedería al ingreso de los enfermos en aquellas plantas que dispongan de camas libres, aunque sean de otra especialidad. No obstante, la Dirección - Gerencia de La Candelaria ordenaría suspender el ingreso programado de pacientes para disponer de más camas si las medidas citadas anteriormente resultan insuficientes.

Ignacio López añadió que el hospital adoptará esta medida en última instancia, porque "la suspensión de la actividad programada ocasiona siempre molestias a los pacientes en lista de espera", e indicó que cuando se enciende esta última "alarma" se pasaría a la última medida del protocolo, referida al refuerzo puntual de la plantilla, con cinco enfermeros, cinco auxiliares de enfermería y un auxiliar administrativo.

Por otro lado, señaló que se ha llegado a un acuerdo con la clínica San Juan de Dios para remitir los enfermos cardiológicos menos graves.