Internacional

Irak destruye los primeros cuatro misiles "Al Samud 2" prohibidos por la ONU

El desmantelamiento de los cohetes, así como también el de uno de los moldes que se utilizan para fabricarlos, estuvo supervisado por los inspectores. Según el portavoz del Ministerio de Información iraquí, el régimen de Sadam Husein posee un total de cien unidades de estas características y todas ellas serán desmanteladas "en los próximos días".

COLPISA, Moscú
2/mar/03 0:38 AM
Edición impresa

Militares iraquíes procedieron ayer a destruir los primeros cuatro misiles "Al Samud 2", cuyo alcance, a juicio de los inspectores, supera el límite de los 150 kilómetros que establece la resolución 687 del Consejo de Seguridad.

El desmantelamiento de los cohetes, así como también el de uno de los moldes que se utiliza para fabricarlos, estuvo supervisado por expertos de la Comisión de Inspección, Vigilancia y Verificación (UNMOVIC).

De esta forma, Irak cumple con la última la exigencia planteada por el jefe de la UNMOVIC, Hans Blix, aunque lo haya hecho a regañadientes y apurando el plazo hasta el último momento.

La noticia de que Irak ha comenzado a destruir, dentro de los márgenes de tiempo establecidos, las únicas armas prohibidas que han podido encontrarse hasta la fecha, ahondará aún más el abismo existente dentro del Consejo de Seguridad entre los países que proclaman la necesidad de intervenir militarmente y los que opinan que es necesario dar más tiempo a los inspectores.

Ayer por la mañana, se reunieron en Bagdad los expertos de la ONU con representantes del Gobierno iraquí para organizar y coordinar los trabajos de desmantelamiento de los "Al Samud 2" y confeccionar el calendario.

La delegación de los inspectores estuvo encabezada por el "número dos" de la UNMOVIC, el griego Demetri Perricos, mientras que del lado iraquí volvía a ser el general Amer Al Saadi, consejero militar de Sadam, el encargado de las negociaciones.

Al término del encuentro, tanto Perricos como el portavoz de los inspectores, Hiro Ueki, reconocieron que las conversaciones habían sido "un éxito".

Con bulldozer

Ya por la tarde, los inspectores se trasladaron al campamento militar Al Tayi, situado a unos 20 kilómetros al norte de Bagdad, en donde se inició la destrucción de los misiles con la ayuda de un "bulldozer". Según explicó Perricos, la maquina aplastó el cuerpo de los cuatro cohetes convirtiéndolos en chatarra. Los expertos de la ONU desenterraron después una "cámara hueca" o molde que se emplea para fabricar los "Al Samud 2" y se procedió igualmente a su demolición.

Según el portavoz del Ministerio de Información iraquí, Irak posee un total de cien misiles "Al Samud 2" y todo ellos serán desmantelados "en los próximos días".

Los inspectores lograron además entrevistar a un científico relacionado con los programas de producción de armas biológicas y a un experto en misiles.