Carnaval

Sabor a tradición

La Ni Fú - Ni Fá y Los Fregolinos inauguraron en la mañana de ayer los conciertos de la plaza del Príncipe. Exquisitos repertorios y mayor presencia de público.

EL DÍA, Santa Cruz de Tenerife
3/mar/03 0:40 AM
Edición impresa

Más de 1.500 personas se dieron cita ayer en la plaza del Príncipe para cumplir con uno de los ritos de la fiesta: los conciertos de Domingo y Martes de Carnaval y Domingo de Piñata.

La Fu - Fa subió al templete con puntualidad. Después de 40 años como componente, su letrista Nicolás Mingorance cambió la tarima por las sillas. La plaza presenta este Carnaval una estampa preciosa, inundada de farolillos chinos, a lo que hay que sumar la gran cantidad de público que desbordó el aforo. Sin embargo, las dos primeras hileras de sillas estaban reservadas para las autoridades... y se quedaron vacías. Gracias al diputado Luis Mardones, en la segunda parte de la actuación de Los Fregolinos, una veintena de personas pudieron seguir de cerca esta función, a pesar de la negativa inicial de los acomodadores.

Entre chistes y presentaciones jocosas, la Ni Fú - Ni Fá fue desgranando desde el principio hasta su despedida, incluyendo el "Cubanito", una de las obras más esperadas. Sin embargo, la canción del Carnaval de esta edición es una perla que, gracias a cómo la presentó el co-director Pedro Mengíbar logra el grado de diamante. Se dirige al público y advierte: "Senadores y políticos de Las Palmas quieren que su provincia tenga un himno propio, y le han pedido a la Ni Fú - Ni Fá que sea quien lo cante. Con ustedes, El Mariquita".

Al ritmo de Los Tres de Canarias, este tema recuerda las canciones de antaño. Pegadizas musicalmente y que permiten al espectador aprenderse el estribillo y hacerse murga con la afilarmónica: "Mariquita a dónde vas, de La Isleta al Polvorín, de Vegueta al Confital y a la gala de drag queen". Tras esa ración de crítica, Los Fregolinos aportan el glamour, gracias a la exquisita conjunción de su orquesta y coro con los divos Cristóbal Viñas, Celso Albelo y Raquel Hernández. El "caldo" perfecto para la resaca del Sábado de Carnaval.