Internacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Tenerife crítica las formas "nada deportivas" del Extremadura al fichar al ayudante de Oltra leer

21 muertos al explotar una bomba en la sala de espera de un aeropuerto filipino

El atentado, que causó también 148 heridos, tuvo lugar en la ciudad de Davao, la más importante de la isla de Mindanao y situada a 980 kilómetros de Manila. Se desconoce la identidad de sus autores, pero todo apunta al grupo separatista musulmán Frente Moro de Liberación Islámica.

COLPISA, Manila
5/mar/03 0:48 AM
Edición impresa

Al menos 21 personas, entre ellas un estadounidense, murieron ayer y 148 resultaron heridas en el atentado con bomba perpetrado en el aeropuerto de la ciudad filipina de Davao, en la isla de Mindanao a 980 kilómetros al sur de Manila. Entre los muertos hay al menos un niño, ocho mujeres y diez hombres.

La potente explosión, registrada a las 17:30 (09:30, hora canaria), destruyó la sala de espera del aeropuerto. Las autoridades informaron de dos explosiones posteriores, también en Mindanao, en una estación de autobuses y en una clínica gubernamental, pero hasta el momento no se ha informado de víctimas graves. La policía, según los medios locales, trata de determinar si existe alguna relación entre las tres explosiones.

Según la policía, la primera bomba estalló en el exterior de una terminal, donde había unas 80 personas esperando a los pasajeros que llegaban en un vuelo que acababa de aterrizar. Por el momento se desconoce la naturaleza del artefacto utilizado en el atentado, que ha obligado a cancelar todos los vuelos con salida o llegada a Davao.

Varios detenidos

Aunque nadie se ha atribuido todavía la responsabilidad de la explosión, lo cierto es que no parece tratarse de un hecho aislado, según la policía, que informó de que en las últimas semanas ha debido desactivar otras bombas en la zona. La policía ya ha arrestado a "varias personas" por su presunta implicación en el atentado.

El aeropuerto de Davao es el más importante de Mindanao, escenario de combates entre fuerzas del Gobierno y separatistas musulmanes, como el Frente Moro de Liberación Islámica y Abu Sayaf.

Por su parte, la presidenta filipina, Gloria Macapagal, prometió que los autores del atentado serán llevados ante la justicia. La reina Doña Sofía se encuentra en Manila, en un viaje de apoyo a varios proyectos de carácter humanitario, cultural y social financiados por la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI).