Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Luka Modric gana el premio 'The Best' leer

Condenan al SCS por un contagio de hepatitis C tras una transfusión

El Tribunal Supremo decretó que el paciente sufrió el contagio del VHC en 1992. La indemnización supera los 162.000 euros, al comprobarse que la infección se produjo tras someterse a una intervención quirúrgica.

ACN, Las Palmas
6/mar/03 10:02 AM
Edición impresa

La Sala de lo Contencioso - Administrativo del Tribunal Supremo ha condenado al Servicio Canario de Salud a indemnizar a un paciente por el contagio de VHC (hepatitis) sufrido con motivo de una transfusión practicada en 1992.

La Administración rechazó que tuviera responsabilidad alguna sosteniendo la inexistencia de nexo causal entre la transfusión realizada y la aparición de la hepatitis C. También manifestó que la posibilidad de solicitar la reparación estaba prescrita porque la reclamación fue presentada en 1995, cuando había pasado más de un año desde que se había diagnosticado la enfermedad.

El Tribunal Supremo ha rechazado los argumentos de la Administración y ha confirmado la indemnización de 162.273 euros (27.000.000 de pesetas) que había impuesto el Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

La decisión que fue adoptada por el Tribunal Supremo (TS) ha recordado que la hepatitis C es una enfermedad crónica cuyas secuelas están indeterminadas, por lo que "el plazo de prescripción queda abierto hasta que se concrete el alcance de las secuelas. Por ello, el paciente podía reclamar".

En lo que se refiere a la relación de causalidad, el Tribunal Supremo ha explicado que existía una prueba suficiente de que el paciente ingresó sin presentar dolencia de ningún tipo y que el contagio se produjo por la transfusión que se le efectuó en un centro dependiente del Servicio Canario de Salud.

La hepatitis C es una enfermedad causada por un virus y provoca que el hígado se inflame y deje de funcionar correctamente.