Nacional

PP y PSOE impiden la devolución al Gobierno del proyecto de endurecimiento de penas

Los firmantes del Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo, con el respaldo de Coalición Canaria y Partido Andalucista, sortearon el primer trámite parlamentario para la aprobación de la ley. Lograron 264 votos por 16 en contra. CiU se refugió en una llamativa abstención.

COLPISA, Madrid
7/mar/03 0:56 AM
Edición impresa

PP y PSOE rechazaron en el Congreso las seis enmiendas a la totalidad de IU, PNV, BNG, EA, Esquerra Republicana e Iniciativa per Catalunya contra el proyecto de endurecimiento de penas para los terroristas. Populares y socialistas no formaron, sin embargo, un frente homogéneo ya que el partido opositor dijo "compartir" ciertas críticas de los enmendantes y censuró "el tono bravucón" del Gobierno cuando afirma que los presos de ETA "se pudrirán en la cárcel".

Los firmantes del Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo, con el respaldo de Coalición Canaria y Partido Andalucista, sortearon el primer trámite parlamentario para la aprobación de la ley para el cumplimiento íntegro y efectivo de las condenas por terrorismo. Sus 264 votos derrotaron a los 16 diputados que pedían la devolución del texto al Gobierno. CiU se refugió en una llamativa abstención.

Diferencias

El PP y el PSOE no mostraron la esperable sintonía entre los coautores del proyecto. El socialista López Aguilar, reconoció "diferencias" con el PP, señaló que compartía "muchas críticas" de las enmiendas, anunció que presentará enmiendas al articulado y acusó al ministro de Justicia de mentir por sostener que ningún preso de ETA ha pasado más de 20 años en la cárcel y por afirmar que el Código Penal invita a la delincuencia.

José María Michavila no respondió al portavoz socialista y defendió el endurecimiento del régimen penitenciario para que los terroristas "cumplan las penas que les son impuestas". Justificó la elaboración de la ley, a la que atribuyó efectos "disuasorios", para que "la democracia esté a la altura ética de una rebelión ciudadana que ha dicho basta ya". Sostuvo que, "en democracia, no vale todo contra el terrorismo, pero la democracia debe utilizar todo lo que vale para asfixiar al terrorismo". Manifestó que con esta ley "nos acercamos a Europa", donde se imponen penas de 40 años y más para los delitos graves.