Nacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El PSOE acusa a Clavijo de subordinar la sanidad pública a "intereses empresariales" leer

El Gobierno indemnizará a los partidos por los ataques terroristas a sus sedes

El Consejo de Ministros dio luz verde a un reglamento que unifica en un solo texto las disposiciones legales dispersas sobre las ayudas materiales y amplía el catálogo de supuestos en los que el Ejecutivo tiene que subvencionar a las víctimas de estos sucesos violentos.

COLPISA, Madrid
8/mar/03 1:01 AM
Edición impresa

El Gobierno aprobó una ampliación de las ayudas a las víctimas del terrorismo que incluye indemnizaciones a los partidos, sindicatos y organizaciones sociales por los daños sufridos en sus locales a consecuencia de actos terroristas o de violencia callejera. Hasta ahora, la administración no concedía ningún tipo de ayuda para reparar los destrozos causados por los ataques.

Las subvenciones por los destrozos sufridos en los locales de partidos y sindicatos fue una de las medidas que llevó el PSOE a la última reunión del pacto antiterrorista del pasado 19 de febrero. El secretario general del PP y ministro de Administraciones Públicas, Javier Arenas, se comprometió a hacer las gestiones necesarias ante el Ministerio de Hacienda y el resultado es el acuerdo de ayer.

El Consejo de Ministros dio luz verde a un reglamento que unifica en un solo texto las disposiciones legales dispersas sobre las ayudas materiales y amplía al catálogo de supuestos en los que el Ejecutivo tiene que subvencionar a las víctimas.

Por ejemplo, se incluye por primera vez el pago de los gastos que acarreen las operaciones quirúrgicas de los heridos en acciones terroristas o de "kale borroka". La administración, asimismo, se hará cargo de las prótesis para las personas mutiladas por estos actos violentos.

Los daños causados por actos terroristas en vehículos particulares o de transporte también serán indemnizados hasta un máximo de 21.035 euros. Los destrozos en los establecimientos comerciales o industriales también serán sufragados en su totalidad por la administración hasta un máximo de 90.151 euros. En la actualidad, se cubre el 50% de los siniestros.