Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Disturbios en Vallecas frente a la casa del presunto asesino de un vecino leer

La Subdelegación del Gobierno reduce el horario de barrenos en El Guincho

Pilar Merino le ha confirmado al alcalde de Garachico que las explosiones para la excavación del túnel sólo se podrán efectuar de 8 a 20:00 horas. De incumplirse esos límites, se actuará "con firmeza".

EL DÍA, Garachico
8/mar/03 18:35 PM
Edición impresa
EL DÍA, Garachico

La Subdelegación del Gobierno ha decidido intervenir en el polémico uso de barrenos para la excavación del túnel del barrio garachiquense de El Guincho, obras que están causando un gran malestar entre los vecinos de la zona. La subdelegada en la Provincia, Pilar Merino, ha informado al alcalde de la Villa y Puerto, Ramón Miranda, de que a partir de ahora las detonaciones sólo se podrán efectuar de ocho de la mañana a ocho de la tarde, y no desde las 6 a las 22:00 horas, tal y como ha ocurrido en las últimas semanas.

La subdelegada también le garantizó que, en caso de incumplimiento de este horario más restringido por parte de la empresa adjudicataria, se actuará "con firmeza".

El departamento de minas de la Subdelegación tiene previsto instalar unos aparatos de medición para los barrenos con el fin de determinar de manera efectiva la intensidad de las detonaciones y ajustarlas a los niveles adecuados.

El portavoz del gobierno local, José Heriberto González, mostró ayer la satisfacción de su grupo por esta intervención gubernamental, aunque aclaró que seguirán adelante con las medidas que tenían programadas para tratar de paliar una situación que ha provocado ya la colocación de pancartas de protesta en diversas casas de El Guincho y continuas quejas de los vecinos, que temen por las estructuras de sus viviendas y que, sobre todo, critican la incertidumbre y el pánico que les provocan los barrenos.

Entre esas medidas, destacan las nuevas ordenanzas locales sobre ruidos y vibraciones, que se aprobarán el próximo día 13 y que rechazarán la alegación presentada por la empresa, que sugería la petición de indemnizaciones si se cree perjudicada. El gobierno local está dispuesto a precintar las obras si se incumple la nueva normativa.