Internacional

Palacio no descarta una actuación al margen del Consejo de Seguridad

La ministra de Exteriores, sin embargo, confía en que puedan reunir los votos necesarios del Consejo de Seguridad, y sin vetos, para conceder a Irak de plazo hasta el día 17.

COLPISA, Madrid
9/mar/03 1:03 AM
Edición impresa

La ministra española de Asuntos Exteriores, Ana Palacio, confía en que Estados Unidos, Reino Unido y España podrán reunir al final los votos de seis países más del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para aprobar el borrador con el que pretenden dar a Irak de plazo hasta el 17 de marzo - si Francia y Rusia no lo vetan - .

De cualquier forma, y a pesar de asegurar que el Gobierno español trabaja para que la solución de la crisis se quede en la ONU, la jefa de la diplomacia española no descarta una actuación contra el régimen de Bagdad al margen de este organismo internacional si el acuerdo no es posible.

Nada más regresar de Nueva York, tras participar en una trascendental reunión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre el futuro de Irak y después de semanas de intensa actividad diplomática para convencer a los países indecisos, Ana Palacio explicó en una breve comparecencia que "hay una expectativa razonable" para que Washington, Londres y Madrid sumen adeptos al borrador de resolución con el que intentan presionar a Sadam Husein para que se desarme antes del día 17.

Plazo suficiente

Aunque los inspectores pidieron "meses", el plazo de nueve días que reclaman Bush, Blair y Aznar es "suficiente" a ojos del Gobierno español. Para Palacio es "evidente" que el desarme llevaría más tiempo del que piden, pero bastaría con que Husein demostrara un "cambio profundo y sincero" de actitud al permitir la consulta de libros y registros sobre armamento y no obstaculizara los interrogatorios que reclamen los inspectores.

La ministra defendió que "el objetivo y la razón de la actuación" del Ejecutivo es que esta crisis siga resolviéndose en las Naciones Unidas, pero no descartó que, en el caso de que no se alcanzara un acuerdo en el Consejo de Seguridad, España pueda apoyar una acción al margen del organismo. "Si nos tenemos que plantear otro escenario nos lo plantearemos, pero la razón de nuestra actuación es trabajar en el marco de la ONU", subrayó.