Santa Cruz de Tenerife

Revolución inminente en la zona de Las Teresitas

Los vecinos de San Andrés y los de El Suculum van a ser testigos, dentro de pocos meses, de un cambio radical en su entorno por el desarrollo urbanístico que se avecina.

DORY MERINO, S/C de Tenerife
10/mar/03 1:08 AM
Edición impresa

Especialmente los vecinos de San Andrés y los del núcleo de El Suculum van a ser testigos, dentro de pocos meses, de un cambio radical en su entorno. Frente a la paz que se respira ahora por esos parajes, tanto de día como de noche, se avecina en un futuro cercano un gran desarrollo urbanístico que cambiará por completo el paisaje que se contempla en la actualidad.

No obstante, el Ayuntamiento de Santa Cruz asegura que velará para que la imagen resultante de estos proyectos no se parezca a las zonas turísticas del sur de la Isla, sino que más bien sea una mejora de las características naturales que ofrece el entorno de Las Teresitas.

Con la modificación del Plan General que aprobará el Pleno de la corporación en los próximos días, probablemente en una sesión extraordinaria, se elimina la posibilidad de construir hoteles en el frente de playa y, en cambio, se permite edificar viviendas en los valles.

Tal y como recoge el plano de la distribución parcelaria de la zona, al que ha tenido acceso EL DÍA, una vez aprobada la modificación del planeamiento, Dominique Perrault - por encargo del consistorio - se encargará de llevar a cabo el proyecto urbanístico del frente de playa y también de elaborar el estudio básico del único hotel, que estará en lo que se conoce como batería militar, que sigue ocupada por tres familias y su desalojo es una de las cuestiones pendientes de resolver a corto plazo. Este hotel tendrá varios cuerpos de distintas alturas y no se verá desde la playa.

Pendiente de resolver

Así, tanto los vecinos de la capital, como los turistas o los habitantes de la parte trasera contarán con una serie de instalaciones de ocio para su disfrute. Entre las ideas que ha diseñado el arquitecto galo figuran espacios para la cultura, como por ejemplo, un anfiteatro al aire libre y una serie de instalaciones deportivas, todas ellas ocupando poca edificabilidad y con un moderno diseño. De esta forma, la playa tendrá vida y mucha luz, tanto de día como de noche, como alternativa a la oferta de la capital.

Perrault ha dispuesto que se incremente notablemente el número de palmeras y se doble la superficie de la arena de la playa.

Estos trabajos supondrán una inversión de 35 millones de euros. El ayuntamiento ya cuenta con una subvención económica del Cabildo de 12 millones y otra similar de la Dirección General de Costas.

La nueva urbanización privada que se construirá en los valles, la mayoría en el entorno de El Suculum, contará con cerca de 900 apartamentos, que albergarán a unas 2.700 personas, casi el mismo número de los habitantes censados en San Andrés.