Actualidad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Manuel Valls: "Quiero ser el próximo alcalde de Barcelona" leer

Aznar defiende la legalidad de la guerra aunque no se apruebe la nueva resolución

Considera que los acuerdos anteriores del Consejo de Seguridad darían cobertura a una actuación armada porque Sadam Husein no ha cumplido con su obligación de desarmarse.

COLPISA, Madrid
11/mar/03 14:10 PM
Edición impresa

José María Aznar sostiene que España estaría bajo el amparo de Naciones Unidas si apoya una guerra contra Irak aunque no se apruebe una nueva resolución. Considera que numerosos acuerdos anteriores del Consejo de Seguridad darían cobertura a una actuación armada, en estos momentos, porque Sadam Husein no ha cumplido con su obligación de desarmarse.

En una entrevista emitida anoche desde La Moncloa por Tele 5, Aznar insistió en que España "no tiene un compromiso militar" para colaborar en la intervención bélica de EE UU contra Irak y recordó que el Ejecutivo ha facilitado el uso de las bases españolas para el ejercicio de la presión internacional contra Sadam, siempre dentro del acuerdo con EE UU.

Comparó la situación actual con la guerra del Golfo y el bombardeo de Kosovo para preguntar a los socialistas por qué rechazan ahora la posibilidad de una guerra contra la dictadura iraquí cuando estuvieron de acuerdo con ofensivas anteriores.

Explicó que continúa trabajando en la búsqueda de un amplio consenso del Consejo de Seguridad y dijo que los autores del borrador de resolución intentan "buscar una nueva formulación" que satisfaga al mayor número de países posible. En su opinión, el respeto a la legalidad internacional pasa por permitir que la ONU demuestre que es capaz de hacer cumplir sus resoluciones. En la misma línea reiteró su ya conocida tesis de que el peor mensaje que se podría mandar a los dictadores del mundo es que el Consejo demuestre que si se vulnera la legalidad "no pasa nada".

El camino equivocado

Por eso afirmó que los países que ya han advertido que están en contra de la aprobación de una nueva resolución - como Rusia, Francia, China y Alemania - han tomado "un camino equivocado", aunque expresó su respeto por la posición que defienden. También señaló que rusos, chinos y franceses tienen "intereses materiales" en Irak mientras que España carece de ellos.

"Bloquear el Consejo de Seguridad no es una buena decisión", insistió ante la posibilidad de que Rusia, China o Francia puedan ejercer su derecho de veto en la reunión que se celebrará esta semana en la ONU.

Defendió el papel internacional de EE UU y preguntó "cuál es la alternativa" a la seguridad que supone la hegemonía norteamericana, al tiempo que recordó que fue EE UU quien lideró las guerras del Golfo y Kosovo. "Si hubiese que intervenir más tarde, ¿quién se supone que intervendría?", preguntó a quienes le acusan de hacer seguidismo de Bush.

Aunque aseguró que no es persona de certezas absolutas, dijo que tiene la convicción de "estar en el terreno correcto, en el de la libertad, la democracia y la legalidad internacional de Naciones Unidas".