Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Madrid sin Cristiano también intimida leer

El Plan Energético prevé multiplicar por siete el papel de las renovables

El Consejo de Gobierno de Canarias aprobó ayer un documento que establece una inversión total de 3.612 millones de euros hasta el año 2011 y cuyos principales objetivos tienen que ver con el ahorro, la garantía del suministro y el impulso de este tipo de fuentes.

EL DÍA/EFE, S/C de Tenerife
11/mar/03 16:33 PM
Edición impresa

El Consejo de Gobierno aprobó ayer, en una sesión celebrada en Las Palmas, el Plan Energético de Canarias (PECAN) 2003-2011, cuyos principales objetivos entroncan con el ahorro energético, la garantía del suministro en óptimas garantias y el impulso de fuentes de energía renovables.

La ficha financiera del Plan establece una inversión de 3.612 millones de euros para los próximos nueve años, aunque sólo el 7 por ciento de la misma saldrá de las arcas del Gobierno regional. La iniciativa privada aportará el 84 por ciento de las inversiones previstas y el resto correrá a cargo de otras administraciones públicas.

En lo referido a la utilización de energías renovables, el Gobierno confía en que, en 2011, cuando concluya el plazo del PECAN, Canarias pueda generar el 26,2 por ciento de la energía que gasta anualmente a partir de fuentes renovables. En la actualidad, ese porcentaje no llega siquiera al 4 por ciento.

Con ese fin, el Plan Energético de Canarias establece como una de sus prioridades reducir la dependencia energética del petróleo para la generación de energía eléctrica del 96 por ciento actual al 30 por ciento que se pretende para el año 2011.

En otro orden, el consejero de Presidencia e Innovación Tecnológica, Julio Bonis, aclaró ayer que el documento incluye una serie de medidas fiscales que persiguen lograr el objetivo general del ahorro de la energía, en consonancia con el Protocolo de Kioto de 1997, que en la actualidad incumple Canarias.

Tres pilares

Por su parte, el viceconsejero de Desarrollo Industrial e Innovación Tecnológica, Wenceslao Berriel, explicó que los tres pilares de este plan hacen referencia al objetivo de "garantizar el suministro de energía a todos los consumidores en condiciones óptimas de regularidad, calidad y precio, reducir en lo posible el consumo de energía sin disminuir el grado de confort de los ciudadanos, ni la competitividad de las empresas e impulsar la máxima utilización de fuentes de energía renovables, especialmente la eólica y la solar, como medio para reducir la vulnerabilidad del sistema y proteger el medioambiente.

Dentro del objetivo de la disminución de las emisiones de anhídrido carbónico, el PECAN fija el límite de emisiones en Canarias para 2011 en 12 millones de toneladas métricas de anhídrido carbónico, en lugar de los casi 14 millones que se producirían en ese año con los actuales niveles de crecimiento.

Otra de las finalidades del plan es reducir el consumo de energía por unidad de PIB en un diez por ciento. El documento establece la creación de la Ley Canaria de la Energía y de la Agencia Canaria de Energía, encargada de la puesta en marcha de las políticas energéticas del Gobierno.