Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
Muere una mujer apuñalada por su pareja en Maracena (Granada) leer

Patrimonio rechaza la propuesta de declarar BIC la plaza de España

El Cabildo considera que el espacio, que forma parte del monumento a los Caídos, no reúne los valores artísticos para recibir el rango de protección, aunque éste podría incluirse en el catálogo arquitectónico municipal.

EL DÍA, S/C de Tenerife
12/mar/03 1:15 AM
Edición impresa

La Comisión de Patrimonio Histórico de Tenerife ha emitido un informe desfavorable a la propuesta presentada por la Academia Canaria de Bellas Artes de San Miguel de declarar la plaza de España y el monumento a los Caídos como Bien de Interés Cultural, según informó el Cabildo.

Los integrantes de este órgano asesor del Cabildo consideran que la plaza de España y el citado monumento no reúnen los valores artísticos, técnicos o históricos suficientes para recibir el máximo rango de protección que establece la ley, aunque opinan que podrían incluirse en el catálogo arquitectónico municipal.

No obstante, la comisión ha estudiado el contenido del anteproyecto de remodelación de la plaza de España, en el que se dispone el mantenimiento de este monumento y en el que se estipula la presencia de un arqueólogo durante las excavaciones necesarias en la zona para la ejecución de las obras.

Según el informe elaborado por la comisión, los valores artísticos de la plaza de España y el monumento a los Caídos "se ven minimizados por su trasfondo ideológico". Destaca que el origen de este espacio urbano se remonta al período del Mando Económico, concretamente en 1944, cuando la Capitanía General de Canarias apoya la idea de levantar un monumento en el centro de la explanada generada hacia 1929 con la demolición del castillo de San Cristóbal, cuya construcción se adjudica al arquitecto Tomás Machado.

En este sentido, el alcalde de Santa Cruz, Miguel Zerolo, declinó hacer valoraciones al respecto.

Proyecto de futuro

El resultado sería el diseño actual, con el monumento articulado en torno a un obelisco en forma de cruz, de 25 metros de altura, bajo el que se abría una cripta y quedaba parcialmente rodeada por una columnata dórica. Todo el conjunto se llevaba sobre un graderío circular. La obra se completaba con aportaciones escultóricas realizadas por Enrique Cejas Zaldívar, autor de los bajorrelieves laterales, mientras que la escultura de la Victoria es obra del artista Alfonso Reyes.

El proyecto de rehabilitación de la plaza de España, presentado por el estudio de arquitectos suizos Herzog y De Meuron, contempla un cambio radical de este espacio de ocio. Tal y como explicaron los propios arquitectos, en un futuro, la plaza de España será un parque lleno de árboles, de unas dimensiones comparables a del García Sanabria. Otra de las novedades es el acercamiento de la ciudad al mar, mediante una segunda gran rotonda en la parte baja, que comunica con una marina. De esta forma, queda un amplio espacio para el esparcimiento de los ciudadanos en un moderno diseño que elimina el tráfico rodado por la parte superior.