Sucesos

Una turista alemana ahogada y otra desaparecida en Los Gigantes

El cadáver fue localizado por el pesquero "San Basilio" a una milla del acantilado y trasladado por orden judicial hasta el muelle de Los Cristianos. Las víctimas desaparecieron alrededor de las 23:00 horas del lunes, cuando varias personas oyeron gritos, pero no prestaron importancia.

EL DÍA, S/C de Tenerife
12/mar/03 10:03 AM
Edición impresa

El cuerpo sin vida de una ciudadana alemana fue localizado flotando en la mañana de ayer a una milla de la costa del acantilado de Los Gigantes por el pesquero "San Basilio" con base en Los Cristianos, que avisó a la embarcación "Salvamar Tenerife", mientras que continúan las tareas de búsqueda de una segunda turista que muy posiblemente fue arrastrada junto con la primera sobre las once de la noche del lunes, según confirmaron a EL DÍA fuentes de la Guardia Civil y Salvamento Marítimo.

La fallecida fue identificada como Carola K. que viajó junto con su amiga Donit C. y los padres de esta última. Las dos turistas habían llegado a la Isla con la intención de pasar dos semanas de vacaciones y se encontraban alojadas en los apartamentos Isla Cangrejo.

Fue el padre de la desaparecida la primera persona en dar el aviso, al percatarse de que su hija no se encontraba en la habitación.

De inmediato se dio la voz de alarma y varios efectivos de la Guardia Civil del puesto de Guía de Isora, junto con el equipo de Actividades Subacuáticas de la Benemérita, partieron hacia el lugar del suceso. Al mismo tiempo lo hacían agentes de la Policía Local del municipio de Santiago del Teide y los efectivos de Salvamento Marítimo y el Grupo de Intervención Especial del Gobierno de Canarias, que desplazó un helicóptero para trasladar el cadáver desde la embarcación hasta el muelle pesquero de Los Cristianos.

Avistado un cuerpo

Sobre las 11:30 horas era hallado el cuerpo sin vida de Carola K., el cual fue conducido hasta el muelle de Los Cristianos, donde el juez de guardia de Arona ordenó el levantamiento del mismo y su posterior traslado hasta el tanatorio para la práctica de la autopsia.

Las diligencias fueron realizadas por el equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Playa de las Américas.

Aunque se desconocen las circunstancias en que ambas jóvenes cayeron al mar, se supone que el hecho ocurrió alrededor de las 23:00 horas, cuando varios vecinos oyeron gritos, pero no prestaron importancia. En la zona reina un fuerte oleaje que dificulta las labores de búsqueda.

Para hoy está previsto que se prolongue la búsqueda por las calas y playas cercanas al lugar donde apareció la primera víctima, ya que según fuentes de Salvamento Marítimo es muy probable que la desaparecida se encuentre aprisionada entre las rocas.

Por otra parte, el fuerte temporal marítimo reinante en la zona desde el pasado lunes ha causado diversos daños materiales en Garachico y en Puerto de la Cruz, aunque en la ciudad turística hay que contabilizar nueve heridos, de los que cinco continuaban ayer hospitalizados en una clínica, dos de ellos de 43 y 79 años, respectivamente, con lesiones de consideración, según informaron fuentes de la Alcaldía.

La administración local de Puerto de la Cruz trabaja en la evaluación de los desperfectos ocasionados en parte de la infraestructura del complejo turístico de Martiánez, que ha sido cerrado cautelarmente para evitar percances. Asimismo, ha cerrado los accesos a las zonas de costa que revistan mayor peligro.

Desde Playa Jardín se podía observar gigantescas olas que batían contra las viviendas de Punta Brava y arrastraban piedras y materiales del fondo marino hacia la superficie, mientras los bañistas tomaban el sol en un área acotada por la Policía.

Destrozos en Garachico

En el municipio de Garachico, el oleaje arrasó la estructura de cañas del bar de El Caletón y el parque infantil, y rompió una cabina de teléfonos en la avenida. Afectó a las vallas y jardines de la avenida Marítima. El oleaje arrancó de cuajo un balcón de un edificio que se encuentra ubicado frente a las piscinas. Las medidas de prevención adoptadas por la Concejalía de Protección Civil evitaron desperfectos en parte del mobiliario urbano, que fue retirado paulatinamente desde que se recibió el parte de prealerta sobre empeoramiento de las condiciones marítimas a partir del lunes.

Las avenidas Marítimas Adolfo Suárez y Tomé Cano fueron cerradas al tráfico para prevenir riesgos, aunque se ha podido constatar la efectividad del reforzamiento de las escolleras, dado que no se registraron desperfectos en muros, como antiguamente.

En una clínica de Puerto de la Cruz continuaban ayer ingresados cinco heridos de las nueve personas que fueron arrolladas por una ola en el complejo turístico de Martiánez.

El alcalde de la ciudad turística, Salvador García, insistió en que el ayuntamiento adopta todas las medidas posibles de precaución. Las indicaciones de peligro por condiciones adversas no siempre son atendidas por los turistas.