Vivir

El colapso de las Urgencias obliga a retrasar las obras de La Candelaria

El SCS ha ordenado la reapertura de una planta - que había sido evacuada para reformarla - para agilizar el ingreso de pacientes procedentes del Servicio de Urgencias del hospital tinerfeño, en el que no se descarta retrasar el plan contra las listas de espera un mes o mes y medio.

GLADYS PAGÉS, S/C de Tenerife
12/mar/03 1:16 AM
Edición impresa

El Servicio Canario de Salud (SCS) ha decidido retrasar algunas de las obras del plan director de ampliación y reforma del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria ante el colapso que afecta a las Urgencias, que ha obligado a habilitar 14 nuevas camas de hospitalización y a la reapertura de una planta, con otras 22, que había sido evacuada para realizar trabajos de acondicionamiento.

Alberto Talavera adelantó ayer a EL DÍA que hace una semana se produjo la apertura de las primeras 14 camas para agilizar el ingreso de los enfermos procedentes del Servicio de Urgencias, a las que se añadirán en breve las 22 citadas anteriormente.

"El plan de obras se tendrá que retrasar un poco", declaró Talavera, una decisión que justificó en que "hay que ser sensatos y establecer prioridades en la actividad del hospital". Por este motivo, aseguró que si el SCS ordena el incremento de la plantilla de trabajadores de La Candelaria "será para la nueva planta de hospitalización y no para Urgencias", pese a que la comisión de trabajadores creada para solucionar los problemas del Servicio solicitó la incorporación de otros tres auxiliares de enfermería y dos celadores.

"Hemos acordado un incremento de la plantilla de Urgencias en 21 trabajadores - dijo - y si las condiciones de trabajo continúan así, donde habrá que destinar personal es a la planta de hospitalización", aunque emplazó a los trabajadores a trasladar su propuesta a través del coordinador del Servicio.

El director del SCS admitió que la masificación de las Urgencias de La Candelaria está relacionada con el aumento de la actividad quirúrgica para la eliminación de las listas de espera superiores a seis meses.

Indicó que "es un hecho que no se puede negar" y que se constata en las mismas clínicas privadas - concertadas, que absorben una parte de la cirugía del plan de choque y carecen por este motivo de camas libres para el traslado de pacientes de Urgencias.

Retrasar operaciones

Sobre la posibilidad de demorar el plan, Talavera declaró que "en este asunto hay que ser muy cuidadosos" porque la Administración tenía previsto que el 14 de julio no quedara ningún paciente en lista de espera con fecha de entrada anterior al 31 de diciembre de 2002. Sin embargo, si la masificación de las Urgencias persiste, se retrasaría "un mes o mes y medio", calculó.

Reconoció que la situación de las Urgencias de La Candelaria "no es la óptima y, claro está, no es la que queremos, aunque tampoco es ajena a ningún hospital del mundo" y que al contrario de otros años "se ha mantenido en el tiempo y todo parece indicar que persistirá hasta el comienzo del verano".

En cuanto al problema planteado en el mismo servicio del Hospital Insular de Gran Canaria, cuyos trabajadores celebraron ayer una nueva jornada de paro, comentó que "el SCS no va a tirar la casa por la ventana porque se esté en un período electoral" y que la inversión de los recursos se hará en función de las necesidades. "Que no se piense la gente que en las fechas en las que estamos vale todo, porque los recursos son siempre escasos", indicó.