Vivir

Los jueces, indignados, amenazan con no celebrar juicios en islas menores

La Ley de Retribuciones, que se aprueba hoy en el Congreso, ha sido tachada por la junta de Santa Cruz como un ataque a la Justicia, agravio comparativo y discriminación.

LA CLAVE
13/mar/03 1:20 AM
Edición impresa

Un aviso: el trabajo justito

En cuanto al denominado plus canario, Joaquín Astor Landete comentó que fue aprobado por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y lo que ahora se está haciendo es crear una "división entre islas, contraria a lo que, por otra parte, se fomenta". El titular de Instrucción número Cuatro fue más allá y aseguró que "si este problema se hubiera dado en Las Palmas, en la medida en que el Partido Popular tiene más presencia que en Santa Cruz de Tenerife, quizás se hubiera solventado. Nos sentimos discriminados. Es como una afrenta a los jueces que se han esforzado en hacer más rápida la justicia. Si no se nos reconoce el esfuerzo, haremos el trabajo justito, aunque se hable de productividad". En 2002 se celebraron 350 juicios rápidos en Santa Cruz de Tenerife en proporción al número de juzgados, encabezando el ratio estatal, pero todo ha sido en vano, ya que "el efecto final es la división entre islas".

EL DÍA, S/C de Tenerife

Los 16 jueces de Santa Cruz de Tenerife se reunieron ayer en una junta tras la cual se dio a conocer su "indignación" ante la casi certera aprobación hoy en el Congreso de la Ley de Retribuciones para la Carrera Judicial presentada por el PP y ante el descenso de categoría de esta capital frente a Las Palmas de Gran Canaria.

La primera propuesta a estudiar por parte de los jueces es no trasladarse a las islas de La Palma, La Gomera y El Hierro a celebrar vistas de Lo Penal, Lo Civil y Lo Social, ya que se sienten discriminados.

Juan Luis Lorenzo Bragado, juez decano de Santa Cruz de Tenerife, resumió a la salida de la reunión que "el sentir general de la junta es una absoluta indignación ante la propuesta remitida al Congreso, al no haberse recogido las justas reivindicaciones que en su día expuso la Junta de Jueces de Santa Cruz. Al margen de las objeciones al proyecto de ley, nos hemos visto afectados por la degradación a tercera categoría a efectos de complementos de destino en Santa Cruz, ante lo cual queremos mostrar nuestro rechazo y solicitamos la inclusión en la segunda categoría, ya que históricamente siempre hemos estado equiparados a Las Palmas, al ostentar ambas ciudades la cocapitalidad de la comunidad autónoma canaria".

Asimismo, Lorenzo Bragado dijo que "el posicionamiento de los jueces es de que los magistrados se circunscriban a los cometidos constitucionales que les son propios, adoptando las iniciativas pertinentes. Al efecto, la junta ha aprobado suspender próximamente los desplazamientos para celebrar juicios en islas menores, los cuales se venían realizando para que los ciudadanos de La Palma, El Hierro y La Gomera accedieran a la justicia".

Según los jueces, estas resoluciones no han hecho sino despreciar la unidad entre islas que se fomenta a través del Estatuto de Autonomía.

El juez decano dijo que "en el sentir de los compañeros se trasluce el hecho de que se nos exigen unas obligaciones extras y no se nos da una contrapartida".

Un ataque frontal

Joaquín Astor Landete, titular del Juzgado de Instrucción número Cuatro de Santa Cruz de Tenerife, manifestó que "esta rebaja de categoría supone un ataque a la cocapitalidad canaria reconocida en el Estatuto de Autonomía. Además, no se ha tenido en cuenta que los de aquí y los de Las Palmas tienen la misma carga de trabajo".

Juan Luis Lorenzo Bragado, juez decano, considera que "nos han degradado a nosotros, cuando históricamente han estado equiparadas Santa Cruz y Las Palmas".

Para el juez decano, "el sentir general es que no es cuestión de 120 euros más o menos. No es un asunto de dinero, sino que es una cuestión de derechos adquiridos. En cuanto al plus canario, supondría unos 480 euros. Lo que se ha hecho es obviar el Estatuto de Autonomía. No es que hayan subido de categoría a los jueces de Las Palmas, sino que han degradado a los de Santa Cruz de Tenerife, teniendo en cuenta sólo el índice poblacional de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística (INE), equiparándonos a Móstoles y a Alcorcón".

Lo cierto es que, según el INE, la población de Las Palmas de Gran Canaria a 1 de enero de 2002 era de 370.649; mientras que la de Santa Cruz de Tenerife ascendía a 217.415 habitantes.

Ante la condición de jueces que ostentan los que ayer participaron en la junta en el Palacio de Justicia, se reconoció que como tales están un tanto vetados a la hora de mostrar su malestar.

Joaquín Astor dijo que "esto lo consideramos un ataque a la justicia en Canarias. Si se aprueban estas medidas, se va a cometer un agravio comparativo importante. Lo curioso es que nos han bajado de categoría y con el plus canario se está discriminado a los jueces de Santa Cruz frente a los de las islas menores; pero, al mismo tiempo, llama la atención que a los jueces de Santa Cruz de Tenerife se les ha reconocido el gran esfuerzo realizado a la hora de celebrar juicios rápidos".