Canarias

Alcaide exige más recursos para la atención a mayores

El Diputado del Común presentó ayer un informe ante el Parlamento que alerta de que los mayores que reciben ayuda domiciliaria siguen siendo una "minoría privilegiada".

14/mar/03 16:33 PM
Edición impresa

El Gobierno no escuchó

Pese a que el Diputado del Común, Manuel Alcaide, expresara su esperanza de que el informe "servirá para remover las conciencias de los parlamentarios sobre la importancia que las personas mayores tienen en nuestra sociedad", ninguna de las mentes de los miembros del Gobierno podrá hacerlo de forma inmediata, ya que sus escaños en el Parlamento permanecieron ayer completamente vacíos durante la presentación del informe. De ahí que la diputada socialista Teresita Morales recriminara la ausencia a los consejeros del Gobierno, achacándola a que "quizás si hubieran venido se les habría caído la cara de vergüenza por lo que prometieron hacer durante estos cuatro años por la atención a los mayores y lo poco que han acabado haciendo".

EL DÍA/AGENCIAS, S/C de Tenerife

El Diputado del Común, Manuel Alcaide, exigió ayer al Gobierno de Canarias un incremento sustancial de los recursos humanos y materiales para la atención domiciliaria a personas mayores con el propósito de paliar la situación deficitaria que padecen las Islas en este servicio.

Ésa es una de las recomendaciones incluidas en el informe de la oficina del Diputado del Común referido a esta problemática que el propio Alcaide se encargó de presentar ayer ante el Parlamento regional.

En el informe, alabado por todos los grupos parlamentarios por su rigor e imparcialidad, se alerta de que actualmente sólo un 1,86 por ciento de los canarios mayores de 65 años recibe este tipo de servicio, una ratio muy por debajo del índice que disfrutan países europeos como Finlandia o Dinamarca.

El Diputado del Común indicó que la mayoría de los cuidados que necesitan las personas mayores dependientes proceden de sus propias familias, especialmente de las mujeres, que además se constituyen también como el principal grupo de población que precisa de este servicio.

Otra de las conclusiones señala que envejecer en casa se ha convertido en objetivo común de todas las políticas sociales de atención en los países desarrollados y que la ayuda a domicilio debería manifestarse como uno de los recursos prioritarios para ese fin.

Sin embargo, según Manuel Alcaide, aunque en Canarias se ha producido una notable extensión del Servicio de Ayuda a Domicilio en los últimos años, siguen existiendo "importantes carencias que se hace necesario solventar".

En las conclusiones se señala que además del importante déficit de cobertura del Servicio de Ayuda a Domicilio se ha podido comprobar que los parámetros de intensidad horaria, nivel y horarios todavía son insuficientes en el Archipiélago.

Baja cualificación

El informe agrega que la oferta de actividades sigue centrada en los aspectos más asistenciales de la atención y se observa una notable escasez de prestaciones de tipo rehabilitador.

El Diputado del Común alertó, asimismo, de que la cualificación profesional de los auxiliares de ayuda a domicilio no es la que cabría desear, lo que achacó en parte a la inestabilidad laboral que padecen y al hecho de que la profesión carezca de un perfil bien definido, ni tampoco abarca el campo de la psicología o la sociología.