Actualidad

Bush, Blair y Aznar discutirán en las Azores sobre la crisis

En la cumbre del archipiélago portugués los tres dirigentes tienen previsto estudiar estrategias conjuntas de cara a Naciones Unidas para resolver la situación de forma pacífica y diplomática.

EFE, Washington
15/mar/03 14:10 PM
Edición impresa

El presidente de EE UU, George W. Bush, se reunirá mañana domingo, con el jefe del gobierno español José María Aznar, y el primer ministro británico, Tony Blair, en las islas Azores para discutir la crisis de Irak, informó ayer el portavoz de la Casa Blanca, Ari Fleischer.

"El presidente viajará el domingo por la mañana a las Azores para reunirse con el primer ministro Blair y el presidente Aznar con quienes estudiará las posibilidades de resolver la situación de forma pacífica, con diplomacia, en una búsqueda final de una resolución de las Naciones Unidas", indicó Fleischer.

Bush, Aznar y Blair discutirán su estrategia en las Naciones Unidas, donde su propuesta para una resolución que fije un ultimátum a Irak para su desarme total afronta la oposición de otros miembros del Consejo de Seguridad.

Algunas fuentes indicaron que a la reunión se sumará el primer ministro de Portugal, José Manuel Durao Barroso, ya que las Azores son un archipiélago portugués ubicado en el océano Atlántico.

Fuentes del Gobierno español han confirmado la celebración de la reunión mañana.

Las fuentes estadounidenses dijeron que en el encuentro, los tres gobernantes se concentrarán en sus gestiones para obtener apoyo internacional y no discutirán los planes militares para la invasión de Irak.

Para la Casa Blanca, según dijo Fleischer, esta cumbre es la última oportunidad que se da a la diplomacia para lograr que Sadam Husein cumpla con las resoluciones de la ONU, que exigen que se despoje de armamentos nucleares, radiactivos, químicos y biológicos.

"Éste es un último intento importante de diplomacia, persiguiendo hasta la última posibilidad, para que haya un avance de cara a la votación en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas", dijo Fleischer.

El Gobierno de Bush sostiene que la resolución 1441, adoptada en noviembre por el Consejo de Seguridad por unanimidad, ya contiene suficientes advertencias a Irak sobre las consecuencias que traería su incumplimiento de las exigencias de desarme.