Canarias

CC mantiene su voluntad de pactar con el PP tras las elecciones locales

El senador de Coalición Canaria por la Comunidad Autónoma, Victoriano Ríos, aseguró ayer que permanece vigente el espíritu de la reedición del pacto de gobernabilidad firmado en noviembre del año pasado, a pesar del recrudecimiento de las tensiones con el Partido Popular.

CARLOS VEGA, S/C de Tenerife
15/mar/03 16:33 PM
Edición impresa

El senador de Coalición Canaria por la comunidad autónoma, Victoriano Ríos, aseguró ayer que la voluntad de su formación es continuar hasta marzo de 2004 con el pacto a nivel nacional y "llegar a un acuerdo de gobierno con el Partido Popular en Canarias" tras las elecciones locales y autonómicas, del próximo 25 de mayo.

Ríos, en declaraciones a EL DÍA, explicó que la situación actual, en referencia a las diferencias en asuntos como el conflicto de Irak o el voto de CC en contra de la Ley de Sanidad, "no tiene nada que ver con el pacto con el PP".

El dirigente de CC reconoció que la continuidad del pacto a nivel nacional, hasta los comicios generales, dependerá de si se repiten los resultados obtenidos por su fuerza política y el PP en las anteriores elecciones locales.

Insistió en que la "tendencia es la continuidad", aunque matizó que también dependerá, en parte, de los resultados logrados en los próximos meses.

De esta forma, Victoriano Ríos pretendió quitar hierro al recrudecimiento de las relaciones con su socio político, tras mostrar divergencias evidentes en aspectos controvertidos como el apoyo del Gobierno del PP a la política de Estados Unidos en el conflicto de Irak.

Pero la política exterior no es el único escollo. Coalición Canaria se ha distanciado del PP en la última semana en la ley de estabilidad presupuestaria, la ley de retribuciones judiciales y la ley de sanidad, en cuyo debate fue la única fuerza política del Congreso de los Diputados que mostró su rechazo, con sus votos en contra.

Ideas propias

El senador de CC aclaró que se están cumpliendo los aspectos recogidos en el pacto reeditado con el PP en noviembre del año pasado, lo cual no es óbice para actuar según sus propias ideas. Admitió, no obstante, que se puede "permitir una postura ideológica más firme porque se acaba el pacto de gobierno".

Respecto a las diferencias sobre las retribuciones judiciales, Victoriano Ríos confió en poder matizar en el trámite del Senado un enfoque que consideró "rígido y excesivamente ministerial" y se mostró seguro de poder llegar con el PP a un acuerdo.