Tenerife Norte

62 empleados del Hogar Santa Rita afirman que el padre Antonio no les debe "ni un euro"

Los trabajadores de estas dos residencias de mayores de Puerto de la Cruz rechazan las denuncias que Intersindical Canaria hizo públicas en enero, lamentan la campaña de "acoso y derribo que impera en ciertos sectores de la Isla" y recalcan que están "muy contentos" con su labor.

EL DÍA, Puerto de la Cruz
15/mar/03 18:36 PM
Edición impresa

Un total de 62 trabajadores de la Fundación Hogar Santa Rita apoyan con su firma un comunicado en el que expresan su rechazo a las denuncias realizadas por Intersindical Canaria el pasado día 15 de enero sobre supuestas irregularidades laborales, y aseguran que el padre Antonio María Hernández, responsable de las dos residencias de mayores donde trabajan, no les debe "ni un euro" y quieren que "todo el mundo sepa" que están "muy contentos con su empleo".

Los trabajadores subrayan que las acusaciones del sindicato "no son ciertas" y que la Fundación Hogar Santa Rita no les debe "ninguna paga extra".

"Además, siempre se nos paga una bolsa de vacaciones, consistente en una gratificación de aproximadamente la mitad del salario mensual", aseguran.

Los empleados reconocen que en algunos meses se tarda unos días de más en cobrar, "pero sabemos que el padre Antonio, que lo pasa muy mal, busca el dinero donde sea y siempre cobramos dentro del mes que corresponde".

Incumplimiento del convenio

Señalan que hace dos meses "leyeron con estupor" que Intersindical Canaria acusaba a la fundación promovida por el citado sacerdote orotavense de incumplir el convenio colectivo estatal de residencias de mayores.

"Todos nos lamentamos una vez más de la campaña de acoso y derribo contra la obra del padre Antonio María Hernández que, al parecer, impera en algunos sectores de la Isla desde que se puso en marcha el segundo hogar Santa Rita, en el mes de marzo del año 2001.

Los trabajadores han decidido difundir este comunicado público solicitando "por favor" que los olviden y los dejen trabajar "en paz".

Insisten en que están felices con su trabajo, y aunque reconocen que en ocasiones resulta muy duro debido a la situación y los problemas de las personas mayores que atienden, destacan que cumplen sus funciones "con entusiasmo y orgullo".

Según anuncian, este comunicado también ha sido remitido por los empleados de la Fundación Hogar Santa Rita a las principales centrales sindicales de Tenerife.