Santa Cruz de Tenerife

El ayuntamiento sancionará a una docena de escombreras ilegales

De los 27 expedientes a particulares y empresas abiertos por el área de Medio Ambiente de la corporación, 9 han sido resueltos y otros 6 están a la espera de una solución. El consistorio inicia el martes una campaña para prevenir los vertidos de residuos en las vías públicas.

EL DÍA, S/C de Tenerife
16/mar/03 1:31 AM
Edición impresa

El Ayuntamiento de Santa Cruz ha abierto, en lo que va de año, 27 expedientes a particulares y empresas por tirar escombros fuera de los lugares permitidos, según los datos facilitados a EL DÍA por el área de Medio Ambiente de la corporación.

Del total de casos, 9 han sido resueltos, otros 6 están a la espera de solución y 12 están pendientes de sanción económica por no hacer caso a las exigencias de la administración local.

De la docena de escombreras que serán multadas, sólo una corresponde a una empresa, mientras que el resto pertenece a particulares.

Entre los casos resueltos o en trámites, 6 de ellos afectan a empresas y el resto a diversos individuos.

Precisamente, el Ayuntamiento de Santa Cruz inicia el martes una campaña para prevenir el vertido de escombros y enseres en las vías públicas, mediante la habilitación del teléfono de información 922 224 849, que estará a disposición de los ciudadanos todo los días del año.

Permitirá a los ciudadanos avisar de la retirada de residuos urbanos no convencionales, o informarse sobre los puntos limpios del término municipal a los que pueden acudir para deshacerse de objetos tales como escombro, enseres domésticos inservibles, muebles, somieres, baterías de automóviles y otros materiales, especialmente los contaminantes.

La campaña comprende la instalación de un total de 19 horquillas móviles, que se ubicarán en los puntos más conflictivos de la ciudad en los que los técnicos de la empresa concesionaria de recogida de basuras, y los propios funcionarios municipales, han detectado una mayor incidencia de esta clase de vertidos.

Las horquillas, metálicas, iguales a las que protegen los contenedores de basuras, se distinguen por ser más altas y porque llevarán un cartel en el que se reflejará el número de teléfono. La campaña se complementa con el buzoneo, por toda la ciudad, de 25.000 pegatinas para disuadir del vertido en las vías públicas.