Canarias

Castro garantiza el rigor del Gobierno al adjudicar viviendas de promoción pública

El consejero regional de Obras Públicas asegura que la comisión encargada de avalar el proceso "raramente se equivoca", al tiempo que recuerda el plazo con el que cuentan los posibles perjudicados para presentar sus reclamaciones ante la administración competente.

EFE, S/C de Tenerife
20/mar/03 16:33 PM
Edición impresa

El consejero de Obras Públicas, Vivienda y Aguas del Gobierno canario, Antonio Castro, calificó ayer de "muy alto" el rigor con el que se procede a adjudicar viviendas de promoción pública.

Castro hizo estas manifestaciones en la comisión parlamentaria de Obras Públicas, en la que compareció a instancias del Grupo Socialista para informar sobre las denuncias de presuntas irregularidades en la adjudicación de viviendas de protección oficial en San Bartolomé de Tirajana , en la isla de Gran Canaria.

El consejero indicó que en la adjudicación de viviendas se realiza un seguimiento por parte de una comisión, y estimó que "raramente" se producen errores, al tiempo que recordó que existe un plazo de reclamaciones para quién considera que la adjudicación no ha sido correcta.

Antonio Castro indicó que las irregularidades se detectan y se sancionan, y en el caso de la urbanización objeto de la comparecencia se impuso una sanción de 1.500 euros por ocupación ilegal de la vivienda por una persona que no era su propietaria.

El consejero de Obras Públicas explicó que hay tres expedientes en las mismas condiciones, y subrayó que en general los compradores de viviendas tienen la obligación de actualizar cada dos años sus datos, lo que sirve de control por parte de la administración.

El consejero manifestó que muchas de las denuncias que se producen se deben a problemas en el funcionamiento de las comunidades de vecinos.

Irregularidades

El portavoz del grupo Socialista, José Alcaraz, recordó que las denuncias sobre esta urbanización construidas por Visocan se formularon entre 1999 y 2000 y se basaban en supuestas irregulares en la adjudicación.

En concreto, Alcaraz apuntó que los vecinos denunciaban que algunos ocupantes de las viviendas no tenían la residencia en el municipio, que se les daba un uso indebido e incluso se procedía a la venta de las mismas, con la especulación del suelo.

Por su parte, el portavoz adjunto del Partido Popular, Pablo Matos, indicó que los requisitos para la adjudicación son muy estrictos pero reconoció que se pueden producir irregularidades, y estimó que se deben conocer las sanciones, especialmente por la falta de viviendas que existe en las Islas.