Dinero y Trabajo

Canarias, comunidad que más colaboró en 2002 a mantener el sistema de pensiones

Desde el Ejecutivo se insiste en que el futuro del modelo pasa por que la proporción no baje de 2,1 trabajadores por cada jubilado, justo la relación con la que terminó el pasado año. El principio de solidaridad territorial de la Seguridad Social benefició a 11 autonomías.

COLPISA, Madrid
20/mar/03 15:51 PM
Edición impresa

Canarias fue la comunidad que más colaboró en 2002 al sostenimiento del sistema público de pensiones.

Las Islas terminaron el pasado año con 748.500 ocupados, de acuerdo con la Encuesta de Población Activa correspondiente al cuarto trimestre del pasado ejercicio, y 209.500 pensiones contributivas, según el Boletín de Estadísticas Laborales (BEL) del Ministerio de Trabajo. La proporción entre ambas cifras representó que por cada pensión pagada por la Seguridad Social hubo 3,57 canarios ocupados que cotizaron.

La viabilidad del sistema público de pensiones depende precisamente de la relación entre los trabajadores con empleo (activos) y los que ya están retirados del mercado laboral (pasivos). Desde la Secretaría de Estado de la Seguridad Social se insiste en que el futuro del sistema pasa por que la proporción no baje de 2,1 trabajadores por cada jubilado, justo la relación con la que terminó 2002, según los informes examinados.

Asturias, a la cola

La diferencia se agranda a la hora de comparar el número de ocupados con el de pasivos, puesto que muchos jubilados perciben más de una pensión. Por el contrario, baja unas décimas si en lugar de la EPA se tiene en cuenta el total de afiliados a la Seguridad Social.

El funcionamiento financiero del sistema se basa en la fórmula de caja única - los ingresos y los gastos van a una misma "hucha" - bajo el principio de solidaridad entre generaciones, sexos y territorios, con normas que garantizan la igualdad entre todos los trabajadores en función de su salario, tanto a la hora de cotizar como a la de cobrar. Así, el año 2002 terminó con 16.377.300 ocupados y con 7.745.800 pensiones contributivas (exclusivas de los trabajadores) y esa relación media de 2,1 activos por cada renta se alcanzó gracias a que la situación de Canarias ayudó a la de Asturias, donde sólo se registraron 1,33 ocupados por pensión. La cobertura del Principado resultó la más baja de todas las comunidades al contar con 377.800 ocupados y 283.900 prestaciones.

Por encima de esa relación estatal de 2,1, estuvieron, además de Canarias, otras cinco comunidades. Fueron los casos de Madrid, con 2.330.400 ocupados, 812.900 pensiones y una relación de 2,86 activos por pasivo; Baleares, con 373.300 ocupados, 149.800 pensiones y 2,49 activos por pasivo; Comunidad Valenciana, con 1.772.300 ocupados, 757.200 pensiones, y 2,34 activos por pasivo; Navarra, con 238.200 ocupados, 102.400 pensiones y 2,32 activos por pasivo; y Murcia, con 458.600 ocupados, 198.800 pensiones y 2,30 activos por pasivo. Junto con Asturias, contabilizaron una proporción más baja de dos ocupados por cada renta, Galicia, con 1.087.800 activos, 679.000 pensiones y una relación de 1,60; Castilla y León, con 938.600, 565.100 y 1,66; Cantabria, con 210.100, 121.100 y 1,73; Aragón, con 480.000, 261.500 y 1,83; Extremadura, con 363.600, 195.200 y 1,86; y La Rioja, con 112.000, 57.300 y 1,95. Las restantes autonomías superaron mínimamente los dos ocupados por cada pensión.