Dinero y Trabajo
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Unas cuarenta personas son evacuadas al entrar olas en dos edificios en Garachico leer

Canarias fue la segunda autonomía con los salarios más bajos el año pasado

Los empleados españoles perdieron el año pasado una media 0,10 puntos de poder adquisitivo, ya que los precios crecieron un 4% y los sueldos un 3,9%, según los datos del Instituto Nacional de Estadística, que sitúan a Murcia (1.261,21 euros) y las Islas (1.261,68 euros) a la cola.

EL DÍA, S/C de Tenerife
21/mar/03 15:51 PM
Edición impresa

La comparación de resultados demuestra las fuertes diferencias territoriales que persisten en el país. A finales de 2001 la diferencia entre los trabajadores mejor pagados y los peor era de 568,76 euros, un año después la distancia apenas ha variado, pese a bajar a 564,69 euros.

Según los datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondientes al cuarto trimestre de 2002, como en los tres anteriores las retribuciones salariales más altas son las de Madrid, País Vasco, Navarra y Cataluña, aunque a veces varía el orden. Por ejemplo, pese a que Madrid, con 1.825,90 euros, ocupó al final del ejercicio el primer lugar por segundo año consecutivo, en el tercer trimestre de 2002 cedió su puesto al País Vasco, comunidad que terminó con 1.818,94 euros. Murcia también se consolida al otro extremo de la lista, el de las autonomías con el menor salario, con 1.261,21 euros, seguida muy de cerca por Canarias, con 1.261,68 euros.

El informe de Estadística también refleja como se desarrolló la jornada laboral. Las horas pactadas por trabajador y mes fueron 159,3, pero las realmente efectivas se quedaron en 140. Ambas cifras apenas presentan diferencias con las registradas en 2001, que fueron de 159,7 y 139,4, respectivamente. Las vacaciones y las fiestas disfrutadas resultaron el principal motivo de la inactividad, al absorber más del 70% del tiempo perdido.

Por comunidades autónomas, Madrid figuró como la más trabajadora, con la mayor jornada efectiva, que llegó a 144,7 horas, seguida de Castilla - La Mancha (142,7 horas), Comunidad Valenciana (141,1) y Canarias (141,0).

En cambio, los navarros fueron los que más se inclinaron por el tiempo libre y tan sólo dedicaron a su profesión 133,7 horas. Tampoco los vascos, estuvieron entre los más trabajadores, su jornada no pasó de 134,10 horas.

Los costes salariales mensuales más altos en ese período fueron los de los trabajadores madrileños (1.825,9 euros), vascos (1.810,9) y navarros (1.757,7), todos ellos muy por encima de la media nacional, que fue de 1.548,4. Por el contrario, los más bajos correspondieron a Murcia, Canarias y Extremadura, todas ellas por debajo de los 1.300 euros.

En cuanto a la evolución de ese indicador a lo largo del año 2002, fue más alta en Andalucía donde crecieron un 5,4%, País Vasco (5,2%), Murcia (5,1%) y Asturias y Navarra (5,0% en cada una de ellas), mientras que el incremento medio nacional fue del 3,9%. Los últimos lugares los ocuparon Cantabria, con 1,9%, y Extremadura y Comunidad Valenciana, con 2,8%.

Coste

El INE también ofrece datos sobre el coste laboral total (que incluye coste salarial más "otros costes" como percepciones no retributivas y cotizaciones a la Seguridad Social), que subió en el conjunto de España un 4,6 por ciento en el cuarto trimestre hasta situarse en 2.044 euros. El coste laboral total es también más alto en Madrid (2.383 euros), País Vasco (2.380 euros) y Navarra (2.308 euros), y más bajo en Extremadura (1.679 euros), Murcia (1.690 euros) y Canarias (1.692 euros).

Tras conocer estos datos, el sindicato CC OO de Canarias señaló en un comunicado que estos datos "no hacen sino corroborar la sensación incrustada en la sociedad: los sueldos canarios son mucho menores que la media nacional".

A pesar de que el coste laboral de las empresas se ha incrementado, este aumento se debe al proceso de renovación, ya que según CC OO son los gastos destinados a indemnizaciones, incluyendo el despido, los que lo han hecho en mayor porcentaje.

El sindicato denuncia, en un comunicado, la alta temporalidad de los contratos, lo que a su juicio "crea empleos con la misma facilidad con la que se destruyen".