Sucesos

Cinco encapuchados con pistolas y cuchillos asaltan una granja en Güímar

Maniataron al vigilante, a su esposa y un hermano de ésta y se apoderaron de un camión isotermo de la empresa y la caja fuerte, que contenía entre 2.500 y 10.000 euros.

EL DÍA, S/C de Tenerife
22/mar/03 10:04 AM
Edición impresa

Cinco encapuchados, dos armados con pistolas y el resto blandiendo sendas armas blancas, atracaron sobre las dos de la madrugada de ayer las oficinas de una granja porcina situada en el barranco de El Fregenal (Güímar), apoderándose de un camión isotermo que apareció en la mañana de ayer en La Cuesta de Piedra y de la caja fuerte que contenía entre dos mil quinientos y diez mil euros y diversa documentación, según relató a EL DÍA el propietario del negocio, José Dávila.

Los encapuchados, que tenían acento canario, intimidaron al vigilante, a su esposa y a un hermano de ésta. Los delincuentes apuntaron con las pistolas, que podrían ser simuladas, a la cabeza de las víctimas al tiempo que les decían: "Tranquilo todo el mundo, nosotros sabemos que son bellísimas personas y no va a suceder nada". Los atracadores añadieron: "deben dinero a un chico y venimos a buscar unos papeles..."

Antes de su huida arrancaron todos los cajetines de teléfono, al tiempo que advertían que hasta dentro de unas horas no saliesen de la habitación. Los atracadores, para poder actuar con mayor impunidad, maniataron a las víctimas, a quienes encerraron en una habitación contigua. Estos no pudieron ser liberados hasta las seis de la mañana, hora en que llegó el primero de los empleados.

Según José Dávila, "la Guardia Civil cree que los atracadores son de la zona, ya que iban con el rostro cubierto y todos vestían una especie de uniforme de color oscuro. Además, vinieron a la explotación a tiro hecho, ya que ésta se encuentra alejada de la carretera un kilómetro y medio, aproximadamente. Se tiene la impresión de que alguno de ellos ya ha estado aquí con anterioridad".

El camión isotermo fue visto sobre las cinco de la mañana circulando por la zona de la barriada de Fátima, en Güímar. La Benemérita cree que el hecho de que los asaltantes abandonasen el vehículo en La Cuesta de Piedra fue con el objeto de despistar a los investigadores. Estos mismos individuos podrían ser los que en días pasados llevaron a cabo otro asalto por el mismo procedimiento en el Sur de la Isla.

El equipo de Policía Judicial de la 151 Comandancia de la Guardia Civil y las fuerzas del puesto de Güímar llevaron a cabo la inspección ocular y realizaron la toma de declaración a diversos testigos.