Actualidad

Las tropas aliadas se concentran en el Norte para abrir un nuevo frente


AGENCIAS, Bagdad
25/mar/03 14:11 PM
Edición impresa

Mosul, Kalak, Erbil, Chamanchamal y Kirkut son las ciudades del norte que se han visto sometidas a los primeros bombardeos.

Fuerzas de la coalición estadounidense se están acumulando en el norte de Irak, lo que indica que pronto podría abrirse un nuevo frente en la campaña, según informa la cadena CNN en Salahadin.

Hasta ahora, se encuentran en la región entre 20 y 30 fuerzas de operaciones especiales, pero el número parece crecer rápidamente a medida que llegan nuevos aviones estadounidenses, y más de 200 efectivos se encuentran ya en la zona afirma la cadena.

Por otra parte, Bagdad fue objeto, también, y de forma intermitente, de bombardeos llevados a cabo por las fuerzas angloamericanas. Los más intensos se produjeron en el oeste de la captital por la noche, cumpliéndose de esta manera la sexta jornada consecutiva de descargas, mientras que las baterías antiaéreas entraban en acción para responder al ataque.

De forma conjunta, el 11º Regimiento de Helicópteros de Ataque del ejército norteamericano participó en una ataque sobre la propia ciudad contra posiciones de las tropas de la Guardia Republicana de Sadam Husein. En el curso de la operación, un helicóptero estadounidense AH-64 Apache fue derribado por las fuerzas iraquíes, que respondieron al ataque con un nutrido fuego de lanzacohetes portátiles y armas automáticas.

Es significativo el hecho de que durante los días que dura el conflicto los aviones de Estados Unidos y el Reino Unido han hecho más de 5.000 salidas para atacar instalaciones militares.

En lo que se refiere al avance terrestres de la coalición, fuentes del mando británico informaron que las tropas aliadas se encuentran cerca de la ciudad de Karbala, a unos 96 kilómetros de la capital, o lo que es lo mismo, muy cerca de las posiciones defendidas por la división Medina de la Guardia Republicana que está defendiendo la carretera hacia Bagdad.

Precisamente, en los alrededores de esta infraestructura, los iraquíes han cavado trincheras a lo largo de la misma y han fabricado numerosos puntos de tiro y posiciones de defensa antiaérea.

Donde sí están teniendo problemas es en la retaguardia, donde están encontrando una fuerte resistencia como en ciudades como Umm Qasr, Basora, Nasiriya o An Najaf.