Cultura y Espectáculos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Canarias, a la cabeza en lista de espera quirúgica con una media de seis meses, según un informe de CCOO leer

ALMODÓVAR logra para España el primer OSCAR al mejor guión

Gracias a "Hable con ella", el director manchego logra triunfar en una de las categorías mayores de la 75 edición de los premios, en la que "Chicago" fue elegida como mejor película, Roman Polanski como mejor director, y Nicole Kidman y Adrien Brody como intérpretes principales.

AGENCIAS, Madrid
25/mar/03 20:12 PM
Edición impresa

Pedro Almodóvar, que ya cuenta con dos Oscar, se ha convertido en el primer español en conseguir uno de los premios considerados de primera categoría y habitualmente destinados a películas de habla inglesa, el de mejor guión original, por "Hable con ella".

El realizador manchego empata en número de Oscar con el también español Gil Parrondo, que recibió la estatuilla en dos ocasiones, la primera, en 1971, por la dirección artística de "Patton", y la segunda, un año después, por los decorados de "Nicolás y Alejandra". Almodóvar obtuvo su primer Oscar hace tres años por "Todo sobre mi madre" a la mejor película de habla no inglesa y anteanoche el segundo al mejor guión original por "Hable con ella", con la que competía también como mejor director.

En la 75 edición de los galardones, y como ya se esperaba, el musical "Chicago" se alzó finalmente triunfador, dentro de una velada marcada por las sorpresas y algunas protestas contra la guerra en Irak.

La obra inspirada en el musical de Bob Fosse consiguió seis estatuillas: mejor película, mejor actriz secundaria (Catherine Zeta - Jones), dirección artística, sonido, montaje y vestuario. El Oscar a la mejor actriz recayó en Nicole Kidman, por "Las horas". mientras que el de mejor actor fue a parar a Adrien Brody, por "El pianista". Este año, Pedro Almodóvar, que ha sido candidato a cuatro Oscar a lo largo de su carrera, optaba a dos premios, el de mejor guión original, en competencia con "Gangs of New York", "Y tu mamá también", "Lejos del cielo" y "Mi gran boda griega", y el de mejor director, al que aspiraba junto a Martin Scorsese ("Gangs of New York"), Rob Marshall ("Chicago") y Stephen Daldry ("Las horas"), pero que obtuvo Roman Polanski ("El pianista"), a pesar de que su situación legal de prófugo de la justicia estadounidense le impidió recogerlo.

Tras la ceremonia, Almodóvar no dejó de atender a la Prensa española en su hotel. "Me han pesado mucho esta semana esas fotos que veía en los periódicos de Bagdad en llamas - declaró a los periodistas - . Te preguntas, ¿qué haces aquí? en un país en donde hay tanto silencio y tanto miedo, porque no quiero que eso se me pegue. El miedo y el silencio son contagiosos. Creo que en otras circunstancias yo hubiera sido más agresivo y hoy he estado muy discreto", dijo.

"He estado más tranquilo que el día del primer Oscar - dijo - , pero no es una cuestión de tablas. Lo que sucede es que esta ceremonia es un programa de televisión en el que todos participamos como figurinistas de lujo". A título personal, Almodóvar no duda en considerar éste segundo Oscar más importante que el primero: "Me hace mucha ilusión. Bueno, y el tercero, y el cuarto que me den también me harán mucha ilusión", comentó este hijo de Calzada de Calatrava, pueblo en el que "ha habido traca durante toda la noche. Y han puesto velas a los santos en una ermita de la que mi madre era muy devota".