Dinero y Trabajo

Canarias fue la segunda autonomía más "barata" para la Seguridad Social en 2002

Extremadura y el Archipiélago fueron las dos comunidades que menos dinero recibieron en el pasado ejercicio del organismo en concepto de ayudas al empleo. La primera plaza la ocupó Navarra. Por sectores, la industria resultó el más beneficiado y la construcción, el menos.

EL DÍA/COLPISA, Tenerife/Madrid
25/mar/03 15:51 PM
Edición impresa

La Seguridad Social concedió en 2002 una media de 14,94 euros por trabajador y mes para subvenciones y bonificaciones al empleo. Navarra fue la comunidad más beneficiada (18,98 euros) y las más "baratas" Extremadura (8,35) y Canarias (9,47).

Así se desprende del Índice de Costes Laborales elaborado por el Instituto Nacional de Estadística, correspondiente al cuarto trimestre de 2002, que revela que diez autonomías quedaron por debajo de la media nacional en subvenciones y bonificaciones: Castilla - La Mancha (11,12 euros); Galicia (11,78); Andalucía (12,18); Cantabria (12,36); Castilla y León (12,97); Asturias (13,25) y Murcia (14,63), y la Comunidad Valenciana (14,89 euros por asalariado).

Fomento del empleo

Entre los sectores el más favorecido fue la industria, con 17,21 euros. Cada trabajador le supuso a su empresario una media de 2.044,09 euros al mes al sumar 1.548,43 euros de salario más 495,66 de otros gastos, donde estaban descontados los 14,94 euros facilitados por la Seguridad Social para fomento del empleo. Los costes no salariales incluían los pagos compensatorios - quebranto de moneda, desgaste de útiles o herramientas, adquisición de prendas de trabajo, gastos de locomoción, dietas de viaje, plus de distancia e indemnizaciones por traslado, entre otros - y las aportaciones obligatorias a la Seguridad Social, en unas cuantías de 59,87 y 450,72 euros, respectivamente.

Las subvenciones y las bonificaciones son normas establecidas para la creación y mantenimiento del empleo. Este Índice investiga actividades agrupadas en industria, construcción y servicios. Mientras el primer sector superó la ayuda media de 14,94 euros por trabajador y mes, los otros dos se tuvieron que conformar con 12,37 y 14,67 euros. El análisis territorial desvela que en Navarra las ayudas a la industria se alzaron a 22,13 euros; pero esta elevada cantidad no impidió que las concesiones de la Seguridad Social para la construcción y los servicios también superaran la media nacional. Es decir, cada trabajador navarro dedicado a la construcción recibió del sistema de protección 15,57 euros y 17,42 el del sector servicios.

Hay que recordar que Canarias fue la autonomía que más colaboró en 2002 al sostenimiento de la Seguridad Social.