Dinero y Trabajo

El Parlamento canario dirá sí a la creación de las cámaras insulares

La Comisión correspondiente dio el visto bueno, por unanimidad, al dictamen sobre la propuesta de Ley del Cabildo lanzaroteño, que regulará estas instituciones y que deberá ratificar el Pleno.

EL DÍA/EFE, S/C de Tenerife
25/mar/03 15:51 PM
Edición impresa

La Comisión de Economía del Parlamento Canario aprobó ayer, por unanimidad, el dictamen sobre la ley que regulará las cámaras de Comercio, en la que se abre la puerta a la creación de cámaras insulares.

Esta proposición de ley fue promovida por el Cabildo de Lanzarote y permite que cada una de las siete Islas pueda tener su propia cámara.

Los presidentes de las dos cámaras provinciales apuntaron la pasada semana, en las ponencias, que no se oponían a crear cámaras insulares, pero siempre que se garantice el cumplimiento de la Ley Básica de Cámaras y se respete su independencia.

El dictamen establece que las cámaras provinciales existentes continuarán en el ejercicio de sus funciones en el mismo ámbito territorial, que irán reduciendo a medida que se vayan creando las insulares.

Como mínimo, deberá haber una entidad cameral en cada provincia, y en aquellas Islas donde no se constituya habrá una delegación de una de las existentes ahora.

Durante el confuso trámite parlamentario de ayer, se introdujeron numerosas correcciones al texto para eliminar incongruencias e incorrecciones, motivadas por la "velocidad excesiva" con la que se ha tramitado, según reconoció el portavoz de CC, José Miguel González.

Esta nueva ley, que define a las cámaras como corporaciones de derecho público bajo la tutela de la Administración, deberá ser ratificada por el Pleno del Parlamento. En la nueva regulación se crea el Consejo General de las Cámaras, un nuevo órgano que coordinará las actividades de todas las cámaras canarias y servirá como interlocutor con las instituciones.

Las cámaras se definen como órganos consultivos y de colaboración con las administraciones públicas y son cauce de expresión de las opiniones de comerciantes, industriales, empresarios turísticos y navieros, entre otros intereses. Podrán participar en la gestión de infraestructuras, en el desarrollo local y en la prestación de servicios públicos a las empresas.

En el texto se regulan los requisitos para crear las nuevas cámaras, autorizadas por el Gobierno de Canarias, previo informe de las provinciales actuales, cuando cuenten con recursos económicos suficientes y justificado por intereses comerciales. También se autoriza la fusión de dos o más cámaras, y el Gobierno autónomo puede decidir la integración forzosa.