Actualidad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La Policía detiene en Zaragoza al 'Rey del Cachopo' leer

Blair confirma que la fuerzas aliadas controlan Um Qasar

Un portavoz de los marines británicos en el sur de Irak asegura que el puerto estará listo para recibir los primeros envíos de ayuda humanitaria en las próximas 48 horas.

EFE, Londres
26/mar/03 14:11 PM
Edición impresa

El primer ministro británico, Tony Blair, confirmó ayer que el puerto iraquí de Um Qasar está completamente bajo control aliado después de que las fuerzas de la coalición eliminaran los últimos reductos de la resistencia iraquí.

Un portavoz de los "marines" británicos en el sur de Irak, el comandante Jim Hutton, dijo ayer que el puerto estará listo para recibir los primeros envíos de ayuda humanitaria en las próximas 48 horas.

El comando número 42 de la "Royal Marine" británica consiguió despejar a primeras horas de ayer y asegurar el control del puerto, por el que llevan luchando los aliados desde el jueves de la semana pasada.

Un Qasar, en la península de Al Fao, quedará en manos del Decimoséptimo Regimiento Marítimo y Portuario británico, que se encargará de garantizar la recepción de la ayuda humanitaria.

En su rueda de Prensa mensual, Blair insistió en que para los aliados el avance hacia Bagdad es de "importancia estratégica vital" para ganar la guerra.

Tenacidad

El primer ministro dijo también que la infantería de Estados Unidos está enfrentándose con la División Medina de la Guardia Republicana iraquí en los alrededores de la ciudad de Kerbala, unas 75 kilómetros al sur de la capital. Según Blair, "habrá resistencia durante toda la campaña y hasta el final.

Para superarla se requerirá tiempo, tenacidad y la capacidad y el profesionalismo de nuestras Fuerzas Armadas".

El jefe del Gobierno británico interpretó que la población iraquí no está recibiendo a los aliados como fuerza liberadora porque fueron decepcionados en el pasado.

"Mi mensaje a ellos - manifestó el primer ministro - es que esta vez no les decepcionaremos. Sadam y su régimen serán expulsados del poder".

Por otro lado, Blair aseguró que la ofensiva en Irak está siendo un éxito y se está desarrollando exactamente como se había planeado.

Además, garantizó a los iraquíes que el objetivo es el derrocamiento del régimen de Sadam Husein y que esta vez los aliados no van a abandonarles.

Respecto a las tropas británicas, Blair explicó que sus operaciones en el sur de Irak están siendo un éxito, y se mostró confiado en que la resistencia del régimen de Sadam Husein será "doblegada" porque "la causa es justa" y "la mayor parte de los iraquíes quieren que Sadam se vaya".

En este sentido, apuntó que el objetivo de la campaña no es sólo el desarme del país, sino la desarticulación del régimen. "Esta vez no os dejaremos, Sadam será derrocado e Irak tendrá un futuro mejor", agregó Blair dirigiéndose a la población iraquí durante la primera rueda de prensa que ofrece desde que comenzó la guerra.