Santa Cruz de Tenerife

El Instituto Nacional de Meteorología estudia la catástrofe del 31-M


EL DÍA, Santa Cruz de Tenerife
28/mar/03 2:18 AM
Edición impresa

El Instituto Nacional de Meteorología ha realizado, después de un año transcurrido desde la catástrofe objeto de análisis, un estudio para intentar conocer con detalle e intentar comprender y explicar la situación atmosférica que desencadenó el extraordinario fenómeno que supuso el episodio de lluvias torrenciales que afectaron a Santa Cruz de Tenerife el 31 de marzo de 2002 y que tan trágicas consecuencias desencadenaron para la ciudad.

El trabajo, titulado "Situación de lluvias torrenciales en Santa Cruz de Tenerife (31 de marzo de 2002)", consta de 66 páginas y ha sido realizado por un grupo de trabajo coordinado por Fermín Elizaga Rodríguez y en el que participaron por el Centro Meteorológico Territorial (CMT) de Canarias Occidental su directora, Carmen Rus Jiménez, además de Juan José Bustos Seguela, Carlos Marrero de la Santa Cruz y Ricardo Sanz Barajas; por el CMT de Canarias Oriental, lo hicieron Xabier Calbet Álvarez, Pilar Rípodas Agudo y Cristo José Alejo Herrera. Además, tomaron parte en la elaboración del libro Francisco Martín León e Ismael San Ambrosio Beirán, del Servicio de Técnicas de Análisis y Predicción, así como Pablo del Río Ladrón de Guevara, del Servicio de Modelización Numérica del Tiempo, departamentos especializados de la entidad.

Con profusión de mapas, diagramas o fotos aéreas, este volumen busca encontrar la explicación de qué ocurrió, desde el punto de vista meteorológico, y sentar las bases científicas para poder aproximarse a por qué sucedió.