La Laguna
BALONCESTO:
foto del aviso
Cómodo triunfo del Iberostar Tenerife frente al Fribourg Olympic leer

Villa Hilaria y La Higuerita dispondrán de nuevo alumbrado

El Ayuntamiento destinará parte de los 368.000 euros del Plan de Mejora de Barrios a arreglar la iluminación de estas dos urbanizaciones, que en cinco meses contarán con nuevas farolas y luminarias.

EL DÍA, La Laguna
29/mar/03 14:23 PM
Edición impresa

El Ayuntamiento de La Laguna debatirá en la próxima sesión de Comisión de Gobierno, que se celebrará el lunes, 31 de marzo, la aprobación del proyecto de sustitución y mejora del alumbrado público para las calles de las urbanizaciones de Villa Hilaria y La Higuerita.

Esta iniciativa parte de una propuesta conjunta que han elaborado los concejales delegados de las áreas de Vías y Obras, Manuel Caballero, y de Servicios y Empresas, Antonio Pérez Godiño.

Esta actuación se incluye dentro del Plan de Mejora de los Barrios del Ayuntamiento de Aguere y cuenta con un presupuesto de ejecución por contrata de 368.685 euros.

La intención que persigue el consistorio es dotar a los diferentes barrios y núcleos de población de medidas que incrementen la seguridad ciudadana y vial, así como incorporar elementos que supongan cotas de mejorar la calidad de vida de sus vecinos.

Plazos previstos

Según se desprende del contenido del proyecto que el lunes debatirá el órgano de gobierno municipal, las obras tienen un plazo de ejecución que se estima en cinco meses, una vez hayan sido adjudicadas mediante el habitual proceso de concurso.

Tal y como suele ser norma en los proyectos de reposición y mejora de las dotaciones de iluminación de calles y urbanizaciones del municipio que viene ejecutando el consistorio, las luminarias que se instalarán en los casos concretos de Villa Hilaria y en La Higuerita cumplirán con los contenidos de la legislación vigente en cuanto a la protección del cielo que promueve la actividad del Instituto Astrofísico de Canarias (IAC).

Además, se aplicarán medidas que contribuyan al ahorro energético, con la incorporación de lámparas homologadas que garanticen un nivel óptimo de iluminación y que, sin embargo, no provoquen un reflejo excesivo en el cielo que pueda dificultar las observaciones que se realizan desde los diferentes observatorios del IAC y de otras instituciones en la Isla. La idea es preservar algunos de los mejores cielos del mundo.