Tenerife
EDITORIAL

-.A vueltas con la superpoblación-. Asuntos para no olvidar


30/mar/03 12:14 PM
Edición impresa

EL COMITÉ DE EXPERTOS

 sobre Población e Inmigración, foro de especialistas en demografía, derecho y economía que estudia el fenómeno acaecido en las Islas en los últimos años por la llegada de miles de inmigrantes legales e irregulares, ha concluido que el Gobierno de Canarias debería solicitar a la Unión Europea un límite temporal a la adquisición de segundas residencias en el Archipiélago. De esta manera se racionalizaría la entrada y asentamiento de ciudadanos a través de la ordenación del territorio.

En principio, la idea es aceptable, pero es preciso tener en cuenta que aliviaría sólo parte del problema, que es la difusión de segundas viviendas de europeos, sobre todo alemanes, y de la propia población canaria. ¿Y qué ocurre con la inmigración procedente de Europa, incluida la Península, y con la legal e ilegal africana e iberoamericana? Difícil solución se vislumbra, o falta inteligencia para hallarla.

Frenar la libre circulación de ciudadanos de la UE es imposible, porque las leyes comunitarias han sido enfocadas hacia todo lo contrario, y la lucha contra la inmigración irregular lleva el camino que lleva, bien conocido por todos.

En resumen, el comité de expertos ha profundizado en el problema que padece el Archipiélago, pero no ha podido contribuir con soluciones a corto, medio o largo plazo. Las Islas tienen una capacidad de carga muy limitada y, por mucho que nos gastemos los euros en estudios y documentos, en pocos años rebosará el vaso.

Asuntos para no olvidar

 ¿Es acertada la decisión de crear cámaras de comercio insulares para reemplazar a las dos provinciales ya existentes? La propuesta es del Cabildo de Lanzarote y el Parlamento de Canarias le ha dado "luz verde". ¿Dará resultado? De momento, la entidad tinerfeña la ve precipitada. Por algo será. Esta situación induce a la reflexión. ¿No será esto el germen de un plante de las islas no capitalinas? ¿No se querrá evidenciar que somos islas con características y necesidades propias, integradas en un Archipiélago? Los gobernantes y representantes políticos tendrán que dedicar mucha atención y cuidado a estas reivindicaciones que están apareciendo, resolviéndolas con equilibrio y realismo.

 El Congreso de los Diputados está tramitando en la actualidad la Ley de Cohesión Sanitaria, que se puede convertir en un instrumento útil para Canarias si logra absorber algunos de sus fondos. En concreto, el Estado podría financiar el sobrecoste en materia sanitaria que provoca el desmedido incremento de población de las Islas. Adán Martín, vicepresidente del Ejecutivo Autónomo, ya ha puesto el asunto sobre la mesa de dos ministros. Sólo falta, como siempre, la respuesta, que esperamos sea positiva.

*** *** ***

EL CONSEJO DE MINISTROSdebería haber aprobado el viernes la Ley de Grandes Ciudades, en la que la Capital tinerfeña aparecería finalmente equiparada a Las Palmas, y remitir el texto a las Cortes Generales para su debate y tramitación. Pero no lo hizo. Se incumple así la promesa realizada por la presidenta insular del Partido Popular, Cristina Tavío, hace unos días, tras una reunión con el ministro Javier Arenas.

Aún y todo, suponemos que en breve se revisará el documento en la mesa gubernamental. De ocurrir, Santa Cruz figurará en el nivel que merece por ser una gran ciudad de más de 200.000 habitantes y por ser co-capital de la Comunidad Autónoma. Así, se beneficiará de los beneficios de la Ley y podrá asumir el reto de mantener y reforzar aún más el protagonismo político, social y económico que podría haber perdido en caso de quedar marginada. Cuando se produzca, será una buena noticia, pero no podemos olvidar que siempre nos mantienen languideciendo hasta el último suspiro y eso es injusto e intolerable.

A propósito de desigualdades, ¿van a permitir que los jueces, fiscales y magistrados de la provincia tinerfeña se queden sin percibir el plus canario y desciendan, por tanto, de categoría? La Ley de Retribuciones, que actualmente se encuentra en periodo de enmiendas en las Cortes, es, a todas luces, injusta. ¿Votará el Partido Popular en contra de los reparos presentados por Coalición Canaria a la norma? Ya lo veremos.

*** *** ***

UNAS POCAS líneas para recordar la tragedia del 31 de marzo pasado, de la que mañana se cumple un año, para dar ánimos a las familias de los desgraciadamente fallecidos y a los demás damnificados, y para desear que nunca más vuelva a suceder. Ojalá todos hayamos aprendido la lección.

EDITORIAL