Dinero y Trabajo

Las nuevas tecnologías abren un nuevo horizonte al campo tinerfeño

Tenerife cuenta con cuarenta estaciones agrometeorológicas, distribuidas en 20 municipios y ubicadas en cultivos de papa, viña y frutales. Los objetivos, entre otros, son la protección de las producciones de medianías y detectar posibles infecciones por plagas y enfermedades.

EL DÍA, S/C de Tenerife
31/mar/03 15:51 PM
Edición impresa

El área de Agricultura y Aguas del Cabildo de Tenerife cuenta con cuarenta estaciones agrometeorológicas, instaladas en diferentes cultivos y a distintas cotas a lo largo de toda la Isla, que proporcionan una información muy valiosa para el sector primario tinerfeño y que se ofrece posteriormente a través de AgroCabildo.

Los objetivos de esta red de estaciones son la protección de los cultivos de medianías, detectar los periodos de infección de las plagas y enfermedades, informar a los agricultores anticipadamente mediante avisos que se difunden a través de diferentes soportes, contribuir a un control eficaz y oportuno, reducir los tratamientos sistemáticos y evitar problemas de residuos, dando sólo los tratamientos fitosanitarios que son necesarios.

Hay cuarenta estaciones agrometeorológicas, 28 de ellas instaladas en cotas de 400 a 925 metros, ubicadas principalmente en cultivos de papa y viñas, así como en frutales y distribuidas en 20 municipios de la Isla.

Estos instrumentos cuentan con sensores que detectan la humedad relativa, temperatura del aire, humectación foliar, temperatura del suelo y precipitación.

También disponen de un panel solar fotovoltaico y un datalogger, que es el cerebro de la estación, un aparato que cada doce minutos hace unos registros y los acumula en su memoria.

Los técnicos del Cabildo recogen semanalmente estos datos manualmente en las estaciones, pero este año se espera automatizar toda la red y, así, en tiempo real se tendrá toda la información de inmediato en la unidad central.

El Cabildo de Tenerife es pionero en el Archipiélago en cuanto a la puesta en marcha de este tipo de redes de estaciones, por las cuales ya se ha interesado el Cabildo insular de La Palma.

Las estaciones de riego funcionan desde 1996 y las de avisos de plagas y enfermedades desde 1998 .

No se descarta que se coloquen más estaciones de este tipo en otros puntos de la geografía tinerfeña para cubrir mejor algunas comarcas debido a la demanda existente.