Actualidad

Continúan el asedio a las principales ciudades y los bombardeos sobre Bagdad


AGENCIAS, Bagdad/Doha
1/abr/03 14:11 PM
Edición impresa

Las tropas aliadas mantienen duros enfrentamientos con las fuerzas iraquíes en cada una de las ciudades que jalonan la ruta hasta Bagdad, hasta el punto de que se ha tenido que recurrir a la lucha casa por casa hasta asegurar el control definitivo de una localidad. Mientras, la aviación continuó durante todo el día de ayer castigando Bagdad con intensos bombardeos.

En la ofensiva aliada, que se ha visto apoyada en todas las ciudades por el bombardeo de la aviación, los marines dominan ciertas posiciones en Nasiriya, cuyo control se está haciendo casa por casa hasta eliminar los focos de resistencia, protagonizados por unidades de la Guardia Republicana y los fedayines de Sadam.

Igualmente, los marines lanzaron ayer un ataque para hacerse con la ciudad de Shafra, justo al Norte de Nasiriya y que sirve como centro de apoyo de la resistencia iraquí.

Fuerzas de la 3ª Brigada de Infantería Mecanizada mantienen completamente cercada la ciudad de Nayaf, a unos 160 kilómetros al suroeste de Bagdad, mientras que se ha abierto un nuevo frente en torno a la localidad de Hindiya, vecina de la ciudad santa chií de Kerbala, a unos 80 kilómetros de la capital iraquí.

En los combates en Hindiya las fuerzas norteamericanas, con apoyo de vehículos blindados, artillería pesada, aviación y helicópteros de combate han conseguido asegurar las posiciones y han capturado a varias decenas de miembros de la Guardia Republicana, en lo que se ha llamado el primer enfrentamiento entre ambos cuerpos.

Según el Mando Central estadounidense, entre Nayaf y la localidad de Samawa hacia el Sur, las fuerzas de 3ª División de Infantería Mecanizada y la 82ª División Aerotransportada mataron el domingo a unos 100 miembros de "unidades terroristas del régimen" iraquí y capturaron a unos 50.

Por otra parte, en la ciudad meridional de Basora (a unos 500 kilómetros de Bagdad) las fuerzas británicas libran muy duros enfrentamientos con paramilitares y miembros de la guardia republicana iraquí.

Al igual que en Nasiriya, los comandos de los Royal Marines británicos tienen que consolidar sus avances tras combatir casa por casa, para lo que se están empleando fuerzas experimentadas en ese tipo de lucha en Irlanda del Norte.

Los comandos aplican tácticas de lucha antiterrorista y de contraguerrilla urbana, al objeto de neutralizar enemigos y de capturar vivos a sus cabecillas.

Los británicos han tomado en las últimas horas un fortín iraquí en la población de Abu Al Khasid, en el Sur de Basora, y han capturado a cinco altos oficiales iraquíes, previsiblemente dirigentes locales del partido Baaz y, por consiguiente, cabecillas de los grupos paramilitares.

En el Norte, la aviación aliada intensifica los bombardeos con el objetivo de abrir una vía al avance de las fuerzas kurdas y estadounidenses. Los ataques de la aviación han estado dirigidos contra las posiciones iraquíes en torno a Kirkuk, y las situadas al norte y este de la ciudad de Mosul.

Bombardeos contra Bagdad

Numerosas personas murieron o resultaron heridas ayer a consecuencia de nuevos bombardeos sobre Bagdad.

Además de los objetivos militares y gubernamentales, los bombardeos golpearon barrios residenciales situados en distintos puntos de Bagdad.

Cinco misiles cayeron en menos de quince minutos sobre el Norte de Bagdad. Al estruendo de los bombardeos siguieron las sirenas de ambulancias que llegaban al lugar para socorrer a las víctimas.

Los misiles impactaron en un mercado cercano al ministerio de Información, que fue alcanzado en lo que constituye el tercer ataque contra esta sede oficial en los últimos días. También resultó dañado el palacio de Qusay.