Actualidad
LO ÚLTIMO:
Tres detenidos en Tenerife por la adopción ilegal de una niña de madre colombiana leer

Los aliados se centran en garantizar la seguridad en la retaguardia por el sur


AGENCIAS, Bagdad/Doha
2/abr/03 14:11 PM
Edición impresa

Las fuerzas angloestadounidenses incrementan la presión sobre las ciudades clave de Irak para garantizarse la seguridad de la retaguardia en la ruta hacia Bagdad, que, sin embargo, aún está lejos. Mientras, la aviación mantuvo un día más los intensos bombardeos sobre la capital iraquí con el resultado de víctimas civiles.

Siempre con el apoyo de la aviación, el 7º Regimiento de Caballería acorazada libra intensos combates con la División Medina de la Guardia Republicana al Norte de la ciudad de Kerbala, haciéndose con un número significativo de prisioneros.

Según el Mando Militar aliado, unidades adicionales de la Guardia Republicana podrían estar desplazándose desde el Norte de Kerbala hacia Bagdad, en un movimiento de repliegue táctico.

Pese a que la aviación aliada machaca sistemáticamente las posiciones de la Guardia Republicana, prosiguen los enfrentamientos en los que se están empleando carros de combate, artillería pesada, helicópteros artillados y apoyo aéreo.

Asimismo, continúan los combates en torno a las ciudades de Nasiriya y Samawa, en las riberas oriental y occidental del río Éufrates, vitales para controlar las rutas que unen Bagdad con el Sur de Irak.

También se han producido fuertes combates en las cercanías de la histórica ciudad de Babilonia, a 20 kilómetros de Kerbala.

En Nasiriya, un total de 12.000 "marines" combaten casa por casa para neutralizar la férrea resistencia de las fuerzas iraquíes, compuestas en su mayoría por unidades de la Guardia Republicana y de los grupos paramilitares conocidos como "Fedayin de Sadam".

Los "marines" buscan en las inmediaciones de Nasiriya y en la ciudad de Shafra al general Alí Hasán Al Mayid, comandante de la Región militar Meridional y recordado por el empleo de gases tóxicos contra los kurdos en 1988.

Las fuerzas de la 101 División Aerotransportada intentan capturar a Nayaf y se han hecho con un aeródromo a las afueras de la localidad. Esto facilitará el aprovisionamiento de las fuerzas aliadas que avanzan hacia la capital, señaló el Mando militar.

Entretanto, las fuerzas británicas siguen intentando conquistar la ciudad de Basora, donde desde el mismo comienzo de las operaciones se producen continuos altibajos en la evolución de los combates.

Fuerzas de la 7ª Brigada Mecanizada (conocida como los "Ratas del desierto") y de los "Royal Marines" mantienen completamente cercada Basora, donde únicamente han podido infiltrarse en algunas calles de la periferia.

Allí, los "Fedayin de Sadam" están presentando una resistencia feroz y los británicos han recurrido a tácticas antiterroristas utilizadas en Irlanda del Norte para la lucha.

En el Norte, las fuerzas kurdas se debaten entre el júbilo por el éxito de los bombardeos aliados contra las defensas de Kirkuk y Mosul y la decepción ante los aparentes planes de EE UU de no contar con ellos para combatir a las tropas iraquíes.

Bombardeos

Desde el sábado, Bagdad y las localidades de Nasiriya y Kerbala han sufrido el ataque de 3.000 bombas guiadas, 8.000 desde que se inició la guerra.

Los principales objetivos, junto a los edificios oficiales y ministerios de Bagdad, y posiciones del ejército iraquí en Basora (Sur) o Kirkuk (Norte), han sido las posiciones de la Guardia Republicana y, en especial, las divisiones Medina (situadas al Sur de Bagdad) y Amurabi (al Norte de la capital). Según el Pentágono, la temida Medina podría haber quedado dividida en dos, lo que debilitaría, así, su resistencia frente a los aliados.