Nacional

Nuevo golpe al "aparato de captación" de ETA con la detención de 9 terroristas

La operación, desarrollada en las tres provincias vascas y Navarra, es fruto de la información incautada a los cabecillas etarras Iradi y Figal. La redada, coordinada por Garzón, es la continuación del arresto en febrero de otras quince personas dedicadas a captar nuevos miembros.

COLPISA, Madrid
2/abr/03 2:43 AM
Edición impresa

La Policía Nacional, a las órdenes del juez Garzón, volvió a golpear ayer al "aparato de captación" de nuevos etarras. Efectivos policiales detuvieron durante la madrugada y la mañana de ayer a nueve personas en diferentes poblaciones de Vizcaya, Guipúzcoa, Alava y Navarra, acusadas de ser "delegados" de esta red de reclutamiento en cascada de los comandos etarras, ideada y dirigida directamente en Francia por la cúpula de la organización armada.

Esta redada - desvelaron fuentes antiterroristas - es continuación de la operación desarrollada los pasados 19 y 20 de febrero, cuando fueron arrestadas quince personas en Euskadi y Navarra, once de ellas acusadas por la Audiencia Nacional de dedicarse a la búsqueda de nuevos terroristas para comandos y labores de información.

Los funcionarios arrestaron ayer en San Sebastián a Iratxe Yánez (21 años) y Ainara Etxebarria (18). Por su parte, Unai Dañobeitia (31) y Peru Aramburu (24) fueron detenidos en Lekeitio (Vizcaya). En Vitoria fueron capturados Agurtzane Hernández (26), Gorka Moreno (27) y Asier Bengoa (27). Este último cuenta con antecedentes policiales por actos de "violencia callejera" y ya había sido detenido por la Policía Nacional en abril de 1993.

En Navarra: Javier Zudaire (24 años), capturado en Villava, y Cristina Montoya (19), arrestada en Pamplona. Todos los sospechosos, incomunicados, fueron trasladados a Madrid para su interrogatorio. Garzón les tomará declaración el viernes.

Según informaron fuentes de la investigación, otros dos jóvenes no pudieron ser detenidos, al no encontrarse la madrugada de ayer en sus domicilios.

En el operativo desarrollado entre la 1:00 y las 9:00 de ayer se realizaron diez registros, la mayoría en los domicilios de los detenidos y de sus familiares. Los funcionarios se incautaron de diverso material informático, publicaciones internas de ETA, propaganda de la banda y numerosos documentos que están siendo analizados por los investigadores, entre ellos agendas con varias direcciones y nombres de personas en Francia.

Preselección

Se trata de personas que, por orden de la dirección de la banda, se encargaban de la preselección de futuros activistas, en su mayoría jóvenes, a los que "sondeaban en profundidad", sometían a un período de observación y, finalmente, ponían en contacto con miembros y responsables de la banda armada.

El funcionamiento y los nombres de los miembros de esta vasta red tejida por ETA en las tres provincias vascas y Navarra fueron conocidos por la policía, después de que los agentes pusieran en común las informaciones descubiertas a raíz de las detenciones del jefe de los "comandos operativos" de ETA, Ibon Fernández de Iradi "Susper", capturado el pasado 19 de diciembre en Bayona, y del anterior responsable del "aparato de captación", Antonio Agustín Figal, arrestado también en Francia el pasado 6 de noviembre.

En el registro de una casa en la localidad gala de Tarbes utilizada por Fernández de Iradi, que días después de su arresto se fugó de un calabozo de la comisaría de Bayona, apareció un ordenador que la policía española desencriptó con las claves encontradas a Figal.

En varios archivos informáticos, el cabecilla etarra tenía los nombres de buena parte de los detenidos el pasado febrero y ayer, a los que Fernández Iradi habría encargado el reclutamiento de posibles activistas con el fin de crear nuevos comandos.