Actualidad

Los aliados rebasan el cinturón defensivo de Bagdad y se sitúan a 40 kilómetros


AGENCIAS, Doha/Bagdad
3/abr/03 14:11 PM
Edición impresa

El mando aliado en Doha afirmó ayer que algunas de sus unidades se encuentran ya a 40 kilómetros de Bagdad, aunque el Gobierno iraquí lo desmintió. Fuerzas de la 3ª División de Infantería Mecanizada de EE UU han rebasado el cinturón defensivo iraquí en torno a la ciudad de Kerbala (a 80 kilómetros de Bagdad), informaron desde el centro de Operaciones del mando militar aliado en la zona.

El general Vincent Brooks, subdirector de Operaciones del mando militar, explicó que la aproximación a Bagdad se hace desde tres frentes: uno por Kerbala (3ª División de Infantería Mecanizada) y que se ha situado a 40 kilómetros de Bagdad, otra por Hindiya (3ª División de Infantería), y una tercera columna (1ª y 2ª Fuerzas Expedicionarias de los "marines") que controlan la ciudad de Kut (160 kilómetros al sur de Bagdad) y han tomado el puente sobre el Tigris.

El ministro iraquí de Información, Mohamed Saíd Al Sahaf, negó que los atacantes aliados hayan abierto una brecha en las defensas iraquíes en Kerbala o en Nayaf y que avancen hacia Bagdad.

Lo cierto es que los combates siguen muy vivos en ciudades como Hindiya y las nombradas Nayaf y Kerbala, sin olvidar enclaves del régimen del presidente iraquí, Sadam Husein, como Nasiriya, Kut o la propia Basora.

En Kerbala, la 3ª División de Infantería libró en la madrugada de ayer, miércoles, la más terrible batalla mantenida hasta ahora en lo que va de guerra. Frente a los aliados, la división Medina de la Guardia Republicana de Sadam Husein, la más preparada de entre las tropas de Bagdad. Según los últimos datos facilitados por el mando militar, este cuerpo de las tropas de elite iraquíes ha quedado reducido a un 50% de su poderío militar inicial.

Apoyados por helicópteros de combate, cazas y bombarderos, los soldados en tierra tuvieron que librarse del acoso asfixiante que la División Medina ha lanzado contra ellos en los últimos días.

Una vez superada la ciudad, en la que los aliados prefirieron no entrar, los problemas antes de llegar a Bagdad no habrán acabado. Desde la capital, varios regimientos iraquíes más, como el Adnan y el denominado Nebuchadnezzar, han partido hacia al sur al encuentro de los angloamericanos. Su premisa, retrasar la llegada de los marines a Bagdad.

Control del Tigris y el Éufrates

En Kut, los aliados han afirmado que tienen el control, que han tomado un puente sobre el Tigris y que ya han cruzado el río, con lo que controlarían las dos más importantes vías fluviales del país.

En Nayaf, Nasiriya y Basora, todas al sur de Bagdad, se siguen produciendo encarnizados enfrentamientos entre las tropas angloamericanas y la Guardia Republicana y las Divisiones Medina del ejército iraquí.

En Basora, las "ratas del desierto" y los "royal marines" siguen empleándose a fondo en su lucha cuerpo a cuerpo mediante tácticas de guerrilla urbana y antiterrosistas.

En cuanto al frente norte, los avances de las fuerzas kurdas son más regulares a medida que los aviones B-52 estadounidenses prosiguen con los bombardeos sobre las defensas iraquíes situadas en torno a la ciudad de Mosul y Kirkuk, al norte de Bagdad.

Durante uno de los ataques aéreos que fueron efectuados ayer en Mosul resultaron alcanzadas las instalaciones del partido oficialista Baaz. Sin toparse con gran resistencia, las tropas kurdas se adentraron unos 15 kilómetros en territorio del régimen de Bagdad, para tomar posición en las barracas militares que se hallan situadas en los aledaños de la aldea de Hawera, en la carretera que conecta Mosul con Arbil, donde se halla la sede del gobierno regional del Kurdistán iraquí.