Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Los alcaldes del PP no acudirán a la reunión convocada por Clavijo para analizar el Fdcan leer

Las retenciones y una escasa afluencia de vehículos marcan la apertura del túnel

El control de mando registró una media de 1.358 coches durante la mañana de ayer. Los semáforos en ámbar en la rotonda de Benito Pérez Armas, a la salida del subterráneo de Tres de Mayo, y la distribución del tráfico por la Policía Local ocasionaron serios problemas.

EL DÍA, S/C de Tenerife
3/abr/03 2:51 AM
Edición impresa

El primer día de funcionamiento del túnel de la avenida Tres de Mayo ocasionó un auténtico caos en el tráfico de salida de la ciudad, bien porque los ciudadanos no tenían conocimiento de la apertura del subterráneo o porque el miedo a lo desconocido hizo que se utilizara poco esta nueva infraestructura.

Los semáforos en ámbar en la rotonda de Benito Pérez Armas, a la salida del nuevo subterráneo, obligaron a que varios efectivos de la Policía Local tuvieran que intervenir durante el día de ayer en la distribución del tráfico, lo que ocasionó serios problemas en todas las vías de acceso, sobre todo en la calle 70, como pudo observar EL DÍA en varios momentos de la mañana de ayer.

Desde el ayuntamiento se aseguró que si hoy persisten los problemas de tráfico, los responsables municipales mantendrán una reunión con Obras Públicas con el fin de reordenar la circulación.

Acceso muy peligroso

Uno de los accesos al túnel, el de la avenida de La Salle, presenta bastante peligro, debido a que los ciudadanos están acostumbrados a cruzar por el paso de peatones de esta rotonda aunque esté el semáforo en verde para los coches, como muestra la fotografía.

El peligro estriba en que precisamente en el centro del paso de peatones, donde los ciudadanos se paran esperando que dejen de pasar los vehículos, se encuentra la entrada al túnel para los coches que llegan desde la plaza Weyler y ayer, en varias ocasiones, los conductores que pretendían entrar en el subterráneo se encontraron allí con algunas personas, que tuvieron que salir corriendo ante un inminente atropello. Otro punto que registró instantes de apuro fue el paso de peatones entre el edificio de Usos Múltiples y los Juzgados.

La afluencia de vehículos por el túnel durante el día de ayer fue escasa. Desde el control de mando se registró una media de 1.358 coches a la hora, durante la mañana, en concreto, desde las 8:00 horas hasta las 15:00 horas.

Estos datos reflejan poco tránsito porque la capacidad del túnel llega hasta los 8.000 coches a la hora, tal y como confirmaron fuentes de Obras Públicas, que aseguran que se logrará cuando los ciudadanos se acostumbren al túnel.