Actualidad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Tenerife no pudo con el Córdoba (1-1) leer

El Mando militar aliado se plantea ya cómo tomar y asegurar Bagdad

Tras controlar definitivamente el
aeropuerto internacional y con la llegada


AGENCIAS, Doha/Bagdad/Basora
5/abr/03 14:11 PM
Edición impresa

El Mando militar aliado ya se plantea el cómo tomar la capital después de haber conseguido el control en el aeropuerto internacional de Bagdad a última hora de la mañana de ayer y tras intensos combates en sus instalaciones.

Esta situación la aprovechó el ministro de Información iraquí, Mohamed Said Al Sahaf, para amenazar a las tropas angloamericanas con un contraataque "no convencional", que podrían ser atentados suicidas, o estilo Vietnam, pero descartando un ataque con armas químicas, y con frases como "será difícil que salgan vivos de allí".

Tras la toma de la infraestructura los estrategas aliados se enfrentan a "la pregunta del millón": ¿Cómo ocupar Bagdad?

El Mando miltar informa de que la columna procedente de la ciudad de Kut (a unos 80 kilómetros al sur de Bagdad) formada por la 1ª y la 2ª Fuerza Expedicionaria de "marines" se encuentra ya "en las proximidades" de la capital iraquí. Así pues, Bagdad quedaría cercada por tres partes: al oeste por una columna de la 101 División Aerotransportada, que avanzó en paralelo a la 3ª División de Infantería Mecanizada, la cual se situaría al sur de la ciudad, mientras que la zona este quedaría a cargo de los "marines".

En principio, parece que el peso de la defensa de Bagdad recaería en la Guardia Republicana, cuya División Hamurabi tiene encomendada la protección de la ciudad.

Sin embargo, en medios militares se comenta que existe la posibilidad de que la coalición no entre de momento en Bagdad, sino que podrían establecer un cordón de seguridad que la aislara.

Si se cortan las comunicaciones, se cierran las entradas y salidas de la ciudad y se continúan bombardeando objetivos clave, como los centros de mando, los militares confían en que es imposible que Sadam Husein, pueda resistir por mucho tiempo.

El Mando aliado tiene la sensación de que Sadam no puede comunicar con fluidez sus órdenes a las tropas a su mando. Asimismo, tampoco se descarta que el régimen iraquí decidiera emplear armas químicas.

Y, finalmente, el mando aliado es consciente de que asaltar, tomar, asegurar y ocupar una ciudad de cinco millones y medio de habitantes, con un área urbana mayor que la de Nueva York y repleta de casas pequeñas unifamiliares, puede convertirse en una pesadilla.