Sucesos

Hallan el cadáver de un hombre con un tiro en un barranco de Tegueste

El víctima, un individuo de avanzada edad, presentaba un orificio de bala y fue localizada por un vecino que alertó a la Guardia Civil de Tacoronte. Debido al avanzado estado de descomposición que presentaba el cadáver podría llevar al menos dos meses allí.

ANTONIO HERRERO, S/C de Tenerife
5/abr/03 10:05 AM
Edición impresa

La Guardia Civil de Tacoronte localizó el pasado miércoles el cadáver de un hombre de mediana edad en un barranco del municipio de Tegueste que presentaba un tiro de arma corta, tras una denuncia vecinal, según confirmaron a EL DÍA fuentes de la Benemérita.

El cuerpo fue abandonado en el lugar hacía al menos dos meses, a tenor del grado de descomposición que presentaba. A pesar de que estaba muy deteriorado, en principio presentaba un solo impacto de bala efectuado a corta distancia, probablemente con pistola o con un rifle, descartándose el empleo de una escopeta de caza.

La víctima, de la que no se facilitó su identidad, es al parecer el padre de un trabajador de una conocida sala de fiestas del Valle de La Orotava y procedía de la zona de Añaza. El hecho de que no se notase su ausencia era debido a las malas relaciones existentes en el seno familiar.

En cuanto al móvil, se baraja como hipótesis un ajuste de cuentas, posiblemente por tráfico de drogas.

Hasta el lugar acudió el equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil, concretamente el de los Delitos contra las Personas, que llevó a cabo la inspección ocular y tomó varias muestras halladas en el lugar.

Asimismo, acudieron la titular del juzgado número 6 de La Laguna que se hallaba de guardia y el médico forense que ordenó el levantamiento del cadáver y su posterior traslado al tanatorio para la práctica de la autopsia. La juez, ante la gravedad de los hechos, decretó el secreto de sumario.

Al menos dos autores

Por su parte, la Guardia Civil continúa las pesquisas, con el fin de dar con el paradero de los autores, ya que sospecha que en el crimen intervinieron al menos dos personas para poder trasladar el cuerpo desde donde lo mataron para arrojarlo al fondo del barranco.

Por el momento, las investigaciones se han centrado en las matrículas de varios turismos sospechos que podrían conducir hasta los autores. También se está estudiando la munición que acabó con la vida del hombre y esta corresponde a un calibre de arma corta.