Canarias

El Parlamento propone convenios plurianuales para atacar la pobreza

La comisión contra la exclusión social en las Islas aprobará mañana un informe que insta a alargar los plazos de los proyectos de las ONG.

EL DÍA, S/C de Tenerife
7/abr/03 16:33 PM
Edición impresa

La comisión parlamentaria sobre pobreza y exclusión social aprobará mañana, martes, una batería de propuestas para elevar a la consideración de la Cámara con vistas a reducir la incidencia de un fenómeno que padecen unos 320.000 canarios según datos del Consejo Económico y Social.

El informe definitivo recogerá las sugerencias anotadas por los responsables en esta materia en los Cabildos de Tenerife y Gran Canaria, los ayuntamientos de Santa Cruz, Las Palmas y La Laguna, así como otras provenientes de Cáritas Diocesanas y del Consejo Insular de Rehabilitación Social de Tenerife, que completan la lista de organismos consultados desde abril del pasado año.

Aunque el presidente de la comisión, el diputado popular Pablo Matos, eludió dar detalles del documento hasta que sea aprobado por el resto de los grupos políticos, este periódico ha podido saber que éste se apoyará en gran parte en las consideraciones realizadas por la organización humanitaria Cáritas Diocesanas, en virtud del gran conocimiento que tiene de este campo.

El director de la organización en Tenerife, Jesús Alberto González Concepción, incidió en su encuentro con los parlamentarios en la necesidad de incrementar el gasto social, especialmente en las conurbaciones urbanas, donde más trabajo cuesta coordinar los medios existentes, pero en general en todos los ayuntamientos, que, salvo honrosas excepciones, no suelen priorizar el gasto social sobre los demás.

Asimismo, hizo hincapié en la urgencia de garantizar a las ONG dedicadas a atacar este problema una disposición de fondos menos marcada por los plazos.

Incertidumbre financiera

En su opinión, el hecho de que la mayoría de las subvenciones se otorguen a proyectos a corto plazo está poniendo a las organizaciones en una situación de incertidumbre financiera, "puesto que a veces se tarda todo un año en recibir los fondos, y hasta entonces nosotros hemos tenido que pagar puntualmente a trabajadores y proveedores", según dijo.

En su lugar, Cáritas propone la firma de protocolos de intervención con las administraciones públicas que sean plurianuales, revisables, supervisados y con comisiones de seguimiento que se aseguren de que responden a la demanda real, pero que sirvan para plantear el trabajo a más largo plazo.

Por otro lado, hizo una reflexión crítica sobre el hecho de que muchas ONG nazcan prácticamente como empresas dedicadas a gestionar servicios municipales cuando en realidad, más que servicios, son derechos de los ciudadanos, asumiendo con ello un papel que le corresponde a la Administración.