Canarias

CC y PP cierran un acuerdo sobre las enmiendas a las Directrices

Al final, el Partido Popular ha cedido en su pretensión de suprimir gran parte de las disposiciones del proyecto de ley de las Directrices de Ordenación General y del Turismo. A cambio, los nacionalistas han tenido que admitir modificaciones sustanciales al texto inicial.

CARLOS VEGA, S/C de Tenerife
10/abr/03 16:33 PM
Edición impresa

Los grupos parlamentarios Coalición Canaria y Popular sellaron ayer un acuerdo para presentar enmiendas conjuntas al proyecto de Ley de las Directrices de Ordenación General y del Turismo, que se debatirá mañana en lectura única en la Cámara regional.

Después de las intensas reuniones de los últimos días (en las que también han participado miembros del Ejecutivo autónomo), el Partido Popular ha cedido en su pretensión de suprimir gran parte de las disposiciones adicionales y transitorias, a la vez que CC ha admitido modificaciones sustanciales en sus enmiendas iniciales.

Las enmiendas, cuyo plazo de presentación culmina hoy a las 9 de la mañana, más que reducir el número de disposiciones (11 entre adicionales y transitorias) aumenta la cifra, con el fin de otorgar una mayor seguridad jurídica al proyecto de ley, según coincidieron en afirmar los portavoces de CC y del PP, José Miguel González y Javier Sánchez - Simón, respectivamente.

El proyecto de ley, una vez superadas las controversias entre los socios parlamentarios, tiene asegurada su aprobación en la Cámara regional, y es posible que alcance la unanimidad en gran parte de sus disposiciones, según las declaraciones del portavoz socialista, José Alcaraz, quien indicó ayer que comparte la mayoría de las modificaciones aportadas.

El máximo escollo para sacar adelante las Directrices por unanimidad es el mantenimiento, por parte de CC y PP, de una disposición que extingue todas las licencias que no se encuentren en ejecución y estén caducadas. El Grupo Socialista considera que esta medida puede provocar una escalada de indemnizaciones.

José Miguel González, sin embargo, descartó ayer la posibilidad de poder cerrar nuevos acuerdos, una vez culminadas las negociaciones con el Partido Popular.

El portavoz de Coalición Canaria destacó que "el objetivo fundamental de las modificaciones es hacer el texto más accesible para el ciudadano". Subrayó, además, la desaparición de las barreras para el desarrollo de los suelos residenciales.

Por su parte, el portavoz del Grupo Popular se mostró satisfecho de los cambios al "responder a criterios más lógicos". Sánchez - Simón criticó que el texto original del Gobierno "trataba al promotor como si fuera un especulador".

Las enmiendas conjuntas respetan los plazos para elaborar los planes territoriales especiales, mientras se adaptan los instrumentos de planeamiento insular y municipales.

Rebaja de la suspensión

También recogen las disposiciones donde se modifican las leyes de ordenación del territorio y del turismo, con el fin de introducir obligaciones de reserva de suelo para viviendas protegidas y de renovación forzosa de la planta alojativa obsoleta. En este último caso, se elimina un apartado donde se fijaba su desarrollo mediante reglamento.

Asimismo, se rebaja la suspensión del planeamiento, de forma que se permitirá el desarrollo de los suelos mixtos, siempre que sus usos turísticos no superen a los residenciales en un 35 por ciento de su superficie.

La recalificación de terrenos urbanizables sin plan parcial a rústicos de protección quedan eliminados y se registrarán sólo como no sectorizados para facilitar su posterior clasificación.