Tenerife

El Cabildo fija plazos al Centro de Internamiento

Entre el 21 y el 25 de abril se iniciará el cerramiento del recinto que acogerá a los inmigrantes ilegales en Hoya Fría y en la segunda quincena de mayo se instalarán los pabellones. Los trabajos han sufrido demoras.

SERGIO LOJENDIO, S/C de Tenerife
11/abr/03 12:15 PM
Edición impresa

La obra del Centro de Internamiento de Extranjeros prevista por las administraciones continúa construyéndose en una superficie anexa al acuartelamiento de Hoya Fría.

El consejero de Presidencia y Hacienda del Cabildo de Tenerife, Víctor Pérez, señaló ayer a EL DÍA que los plazos de las intervenciones que por acuerdo le corresponden ejecutar a la Corporacion insular, es decir, las tareas de desmonte, el vallado del perímetro, la adecuación de una vía de acceso y el acondicionamiento de una zona donde instalar los módulos prefabricados "están definidos".

Eso, a pesar de que han sufrido un ligero retraso como consecuencia de la necesidad de desmontar el terreno un metro más de la profundidad prevista inicialmente, una actuación que realizada sobre una superficie de 7.128 metros cuadrados ha desembocado en cierta demora de los trabajos.

"Lógicamente, este inconveniente ha encarecido también el presupuesto, por lo que el Cabildo se ha visto obligado a librar una partida adicional de 500.000 euros", explicó el consejero insular.

El calendario

Lo cierto es que, según las estimaciones de Víctor Pérez, "en aproximadamente diez días estará definitivamente terminado el desmonte y las obras de acondicionamiento del solar".

En adelante, los tiempos de ejecución que se han marcado los técnicos del Cabildo responden a un calendario, según el cual, entre las fechas del 21 y el 25 de abril podrá iniciarse la instalación de los módulos prefabricados que constituyen el cerramiento de protección sobre el perímetro de 328 metros que ocupa la infraestructura.

A continuación deberá quedar preparada la cimentación del futuro edificio, una actuación previa a la instalación de los barracones, unos módulos prefabricados que comenzarán a ubicarse en la segunda quincena de mayo, obra que corresponde ejecutar al Estado y que ya ha sido adjudicada a una empresa.

El Ayuntamiento de Santa Cruz, por su parte, proveerá el suministro de agua, energía eléctrica y saneamiento.