Sucesos
LO ÚLTIMO:
Detenida una empleada de hogar en Santa Cruz de Tenerife por el hurto de 25.000 euros leer

Apresan a dos jóvenes, uno de 16 años, que robaron en Los Realejos


EL DÍA, S/C de Tenerife
12/abr/03 10:05 AM
Edición impresa
EL DÍA, S/C de Tenerife

Dos jóvenes, uno de ellos menor de edad penal, que sustrajeron joyas y dinero en efectivo del interior de una vivienda en Los Realejos, fueron detenidos por agentes del Cuerpo Nacional de Policía adscritos al Módulo Integral de Proximidad - Dos de la Comisaría de Puerto de la Cruz.

La detención se produjo el pasado lunes y los detenidos resultaron ser E.G.Z., de 20 años de edad, y el citado menor de 16, los cuales fueron acusados de ser los presuntos autores de un delito de robo con fuerza.

Los hechos se habían producido durante la madrugada del día 10 del pasado mes de marzo, cuando el propietario de la vivienda comprobó a la mañana siguiente que había sido fracturada la puerta de acceso, tras escalar un muro de dos metros de altura, encontrándose el interior todo revuelto y faltando numerosos efectos tales como joyas y dinero en efectivo, por un importe total de 19.355 euros.

Iniciadas las investigaciones por parte de funcionarios del MIP - Dos, concluyeron con la detención de los dos autores y la recuperación de casi todos los efectos sustraídos. Los dos detenidos, a quienes les constaban dos detenciones anteriores a cada uno de ellos por delitos contra la propiedad, fueron puestos a disposición del juzgado de instrucción número dos de La Orotava y la Fiscalía de Menores de Santa Cruz de Tenerife respectivamente, en unión de los efectos intervenidos y las diligencias instruidas.

Marroquí apuñalada

En otro orden de cosas, una mujer de origen marroquí recibió ayer tarde en Arrecife de Lanzarote tres puñaladas, una en la espalda y dos en el pecho, que le asestó un joven de la misma nacionalidad que, según testigos presenciales, podría ser su compañero sentimental. El agresor aguardó a la víctima, cuyo estado no reviste gravedad, a las puertas de una panadería del barrio de San Francisco Javier, donde la mujer realizaba unas compras para, cuando ésta salió del establecimiento y tras mantener una fuerte discusión, asestarle las tres puñaladas.