Venezuela
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Tenerife no pudo con el Córdoba (1-1) leer

La tensión marca el primer aniversario del golpe del 11 de abril

La oposición a Hugo Chávez protestó en todas la zonas del país y rechazó la impunidad absoluta que rodea las diecinueve muertes de manifestantes, tanto opositores como oficialistas, en los graves disturbios que precipitaron el golpe de Estado del año pasado.

EFE, Caracas
12/abr/03 4:04 AM
Edición impresa

En medio de un clima de tensión y de concepciones encontradas sobre el significado de la fecha, Gobierno y oposición venezolanos recordaron ayer el golpe de Estado que hace un año derrocó temporalmente al presidente Hugo Chávez.

Desde por la mañana, diversos grupos opositores expresaron en Caracas su rechazo a la "impunidad" que rodea las 19 muertes de manifestantes, tanto opositores como oficialistas, en los disturbios que precipitaron el golpe de Estado del 11 de abril de 2002.

Un pequeño grupo de ex trabajadores petroleros obstaculizó un sector de la principal autopista de Caracas, lo que causó un descomunal tráfico a tempranas horas.

Unos 16.000 empleados de la estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) fueron despedidos por el Gobierno por participar en el paro general que entre diciembre y febrero pasados impulsó la alianza opositora Coordinadora Democrática para forzar a Chávez a renunciar.

La alianza de las directivas sindical y patronal, partidos y asociaciones civiles opositores, organizó ayer dos actos de masas en el este de Caracas en honor a los 19 "caídos" del 11 de abril.

La oposición responsabiliza a Chávez por esos crímenes, ocurridos en los alrededores del palacio presidencial de Miraflores y aún no resueltos judicialmente, mientras el Gobierno los supeditó al "plan golpista" fraguado por sus adversarios.

La Fiscalía General investiga tanto las 19 muertes del 11 de abril como el medio centenar de asesinatos registrados en disturbios y saqueos en el oeste de Caracas los días 12 y 13, durante el fugaz gobierno transitorio del entonces líder de la patronal, Pedro Carmona.

Carmona está prófugo de la justicia y exiliado en Colombia desde junio pasado.

La Coordinadora garantizó la seguridad y el carácter pacífico de las manifestaciones convocadas ayer, en el este de Caracas.

Sólo el minoritario grupo opositor Bloque Democrático, separado recientemente de la Coordinadora, anunció que marchará desde tres puntos de la ciudad "hasta los más cerca posible de Miraflores", en el centro de Caracas.

La custodia militar de la sede del Ejecutivo ha sido reforzada desde el jueves con tanquetas y efectivos de la Guardia Nacional (GN-policía militarizada), y cualquier manifestación, opositora u oficialista, sólo podrá llegar hasta la Santa Capilla, a tres cuadras de la sede presidencial.

Por su parte, el Gobierno decidió no programar actos populares en esta fecha, que calificó como "una vergüenza nacional", y se limitó a continuar el "Encuentro de Solidaridad con la Revolución Bolivariana" iniciado el jueves en Caracas.

En Tenerife, el colectivo Resistencia Venezolana en el Exterior, formado por venezolanos y descendientes de canarios, ha organizado para hoy, una vigilia en la céntrica Plaza de España de la capital tinerfeña. La cita, esta tarde, a partir de las 19:00 horas.