Actualidad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El PP quiere que los jueces, y no el Parlamento, elijan al Consejo General del Poder Judicial leer

Los aliados preparan el asalto a Tikrit, último bastión del régimen de Sadam


COLPISA, Erbil
13/abr/03 14:12 PM
Edición impresa

Las tropas aliadas continuaron ayer los bombardeos sistemáticos sobre Tikrit para allanar el camino a las tropas anglo estadounidenses que, a media tarde, se encontraban ya a 90 kilómetros al sur de la ciudad natal de Sadam Husein. Además, los controles en las carreteras de acceso a la ciudad se han reforzado en un intento de impedir que los soldados y hombres fuertes del régimen de Sadam, que se supone se encuentran allí, puedan escapar.

A lo largo de toda la jornada, cazas y bombarderos estadounidenses dejaron caer decenas de proyectiles en un intento de reducir la resistencia que la Guardia Republicana y los fedayines leales a Sadam puedan presentar en la ciudad. Sin embargo, la fortaleza y el número de las tropas iraquíes en Tikrit es todavía una incógnita.

Según algunas fuentes, un avión espía "Predator" enviado a primera hora sobre la zona no habría detectado movimientos de soldados ni actividad militar alguna. El mando central aliado en Qatar no se pronunció al respecto, mientras algunos responsables del ejército estadounidense destacados en el norte de Irak aseguraron que "Tikrit es ahora el objetivo y vamos hacia allí".

La "niña bonita" de Sadam

La ciudad natal de Saladino - de 100.000 habitantes y a unos 190 kilómetros de Bagdad - se ha convertido, tras la rendición de Mosul y Kirkuk, en la única plaza que permanece leal a Sadam Husein y en la que, según los informes de la Inteligencia estadounidense, se habrían acantonado los miembros de la Guardia Republicana que salieron de Bagdad antes de su toma por los aliados y aquellos que permanecían en los destacamentos del norte del país, así como los fedayines y milicianos iraquíes.

Este lugar, que no cuenta con la importancia estratégica de sus vecinas respecto a las reservas y pozos de petróleo, es un auténtico símbolo del régimen de Sadam. Nacido allí, el dictador se ha encargado de que a lo largo de su mandato ingentes partidas de dinero salgan desde Bagdad hacia Tikrit para convertirla en lo que hoy es: un lugar donde los suntuosos palacios y mezquitas, las carreteras mejor asfaltadas del país y los hospitales más dotados de Irak revelan el mimo del presidente por su tierra y su clan, la tribu Albu Nasir.

Importante

De Tikrit son también la gran mayoría de ministros y miembros destacados del hoy derrocado gobierno iraquí.

"Es el lugar más importante ahora. Necesitamos estar allí físicamente y lo haremos", explicó el general Vincent Brooks desde Qatar, que precisó que los aliados están realizando "esfuerzos ingentes" por acercarse hasta Tikrit.

"Puede que cuando lleguemos allí ya no haya nada contra lo que combatir, pero lo prioritario es que lleguemos allí", añadió.