La Palma

El mar destroza las piscinas de La Fajana y daña el paseo marítimo del Puerto

El temporal marítimo del pasado fin de semana dejó su huella en las zonas costeras de los municipios de Barlovento y Tazacorte, dañando varias instalaciones e infraestructuras públicas. Las piscinas naturales de la localidad norteña estarán cerradas durante las próximas semanas.

EL DÍA, Barlovento/Tazacorte
15/abr/03 4:26 AM
Edición impresa

El mal tiempo que soportó la Isla durante el pasado fin de semana provocó daños considerables en diferentes zonas del territorio insular, principalmente en los litorales de Tazacorte y de Barlovento, en los que el temporal marítimo generó diversos destrozos en las infraestructuras costeras.

Fuertes rachas de viento y olas de gran tamaño azotaron las costas insulares desde la tarde-noche del pasado sábado y durante toda la jornada del domingo, hasta tal punto que la magnitud del oleaje "no se recordaba desde hace más de una década", según aseguró el alcalde de Barlovento, David Rodríguez.

Las piscinas naturales de La Fajana, en dicho municipio, sufrieron los daños más importantes provocados por el temporal. El mar destrozó prácticamente todo el entorno de las piscinas y sus instalaciones, así como una de las zonas turísticas más destacadas del Norte de la Isla. Según señaló el mandatario municipal, el oleaje rompió desde las barandas y los escalones hasta los muros, jardines y el alumbrado público existente en la zona, dejando un panorama desolador en todo el área de La Fajana.

Desde el Ayuntamiento de Barlovento se ha encargado al equipo técnico municipal la evaluación de daños con el objetivo de iniciar, lo antes posible, la reparación de los destrozos detectados a fin de recuperar la operatividad de las piscinas. Para ello, durante los próximos días, la zona se encontrará cerrada al público. David Rodríguez espera que en menos de un mes las piscinas naturales volverán a abrirse. Aunque por el momento no se han cuantificado los daños, el regidor municipal señaló que, inicialmente, podrían superar los 30.000 mil euros.

En cuanto al municipio de Tazacorte, el paseo marítimo del Puerto se vio también afectado por el oleaje, el cual levantó varias losetas del muro de contención y esparció una considerable cantidad de arena de la playa a lo largo de la avenida. El reloj de sol situado sobre la misma se vio amenazado, pero resistió la fuerza del mar y no sufrió daños importantes.

Para el alcalde Ángel Pablo Rodríguez, lo más preocupante es que "si el temporal hubiese durado unas horas más, con las rampas de arena que había creado el mar, las olas se hubiesen metido con todo su ímpetu en la zona del paseo rompiendo inmuebles y negocios".

:INFORMACIÓN EN PÁG. 33