Actualidad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
En riesgo naranja Tenerife, El Hierro, La Gomera y La Palma leer

Bush se reserva toda opción para actuar contra Damasco

La consejera para la Seguridad Nacional estadounidense, Condoleezza Rice, afirmó ayer que "siempre hay medios para conducir a la actitud requerida a los pueblos de la región".
COLPISA, El Cairo
16/abr/03 14:12 PM
Edición impresa

 

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, calibra "todas las opciones" de actuación respecto a Siria, acusada por Washington de esconder armas químicas, declaró la consejera para la seguridad nacional estadounidense, Condoleezza Rice, a la televisión estatal egipcia.

"El presidente dispone aún de todas las opciones, pero creemos que siempre hay medios para conducir a la actitud requerida a los pueblos de la región y a la comunidad internacional", respondió Rice a la pregunta de un periodista sobre si Estados Unidos incluía entre las medidas contra Siria la posibilidad de recurrir a la opción militar.

"Obtendremos esta actitud" conciliadora de Damasco, afirmó Rice, cuyas palabras fueron traducidas de forma simultánea al árabe en la televisión egipcia.

Recortes tributarios

Por otra parte, Bush pidió ayer al Congreso que apruebe 550.000 millones de dólares en recortes tributarios durante la próxima década para incentivar la economía.

El Congreso debe aprobar cuanto antes estos recortes porque "los trabajadores y empresas estadounidenses necesitan el plan de alivio ahora", enfatizó el presidente en una ceremonia en la Rosaleda de la Casa Blanca.

Bush presentó el plan de recortes, que incluye la eliminación de los impuestos a los dividendos, como herramienta para fomentar el consumo, las inversiones, el crecimiento económico y la creación de empleos.

El presidente relanzó su campaña de recortes impositivos justo en el día en el que se cumple el plazo para que millones de estadounidenses presenten su declaración de impuestos, y cuando su índice de popularidad está alto tras el derrocamiento del régimen iraquí.

Cuando faltan 18 meses para las elecciones presidenciales en EEUU, Bush redujo el monto de los recortes propuestos hace tres meses y ahora promueve una cantidad -los 550.000 millones de dólares- que los republicanos de la Cámara de Representantes ven con buenos ojos.

El Senado apoya una reducción de 350.000 millones y, ante la falta de consenso, el Congreso decidió postergar el espinoso debate para el mes próximo.

El plan de recortes era originalmente de 726.000 millones de dólares, pero George Bush ha cedido a las presiones políticas, consciente de que el Congreso no lo iba a aprobar dado el costo de la guerra en Irak y el elevado déficit fiscal.