Sucesos

Detenidos cuatro jóvenes que propinaron una brutal paliza a un chino

Emplearon bates de béisbol, uno de los cuales dejaron partido junto a la víctima, a la que ocasionaron. fractura craneal
EL DÍA, S/C de Tenerife
17/abr/03 10:06 AM
Edición impresa

Cuatro sujetos que propinaron una brutal paliza a un ciudadano chino para robarle en la avenida de Venezuela de Santa Cruz fueron detenidos por agentes del Cuerpo Nacional de Policía de Santa Cruz, acusados como presuntos autores de un delito de robo con violencia e intimidación y lesiones graves.

Los hechos sucedieron a las 00:40 horas del día 13, cuando la Sala Operativa del 091 comisionó un radiopatrulla para que se dirigiera a la avenida de Venezuela, ya que, según llamadas telefónicas de varios vecinos de la zona, cuatro jóvenes estaban propinando una paliza a otro joven de raza oriental, quien se encontraba inconsciente en el suelo y sangrando abundantemente.

Los autores, tras la brutal agresión realizada con dos bates de béisbol, además de puñetazos y patadas, habían huido en dos turismos con dirección a la avenida de Bélgica. Alertadas todas la patrullas y con las descripciones de los cuatro sujetos y de los vehículos en los cuales huyeron, fueron interceptados y detenidos en la avenida de José Antonio, siendo trasladados a las dependencias policiales, donde se instruyeron las oportunas diligencias.

Con antecedentes

Los detenidos resultaron ser L.A.P., de 26 años; I.T.C., de 23; J.G.P., también de 23, y A.A.H.S., de 20.

Mientras, el herido fue asistido por una ambulancia medicalizada que lo trasladó hasta un centro hospitalario, donde aún permanece ingresado dado que padece fractura craneal, contusiones cerebrales y policontusiones, consideradas de carácter grave. Los cuatro detenidos, a quienes les constaban dos detenciones anteriores al primero, cinco al segundo, seis al tercero y diez al cuarto, fueron puestos a disposición de la autoridad judicial competente, que decretó el inmediato ingreso en prisión para los cuatro.

Señalar que uno de los bates empleados estaba partido y lo dejaron abandonado al lado del herido y el otro fue intervenido en el interior de uno de los turismos en los que huyeron.